Cómo no contaminar el agua

La contaminación del agua es uno de los grandes problemas de nuestra época. No es una exageración decir que el agua es el origen de la vida, y por eso es tan importante cuidar de ella.

En este artículo verás consejos muy útiles para que aprendas a cuidar el agua y a evitar que sea contaminada por las acciones que realizas diariamente consciente o inconscientemente.

Toma nota de los siguientes consejos y empieza a ponerlos en práctica diariamente para que  podamos evitar la contaminación del agua.

agua2

¿Cuáles son las razones por las que se contamina el agua?

Una de las razones principales por las cuales se presenta una gran cantidad de contaminación, es la intervención del hombre y las consecuencias de nuestras actividades económicas. Lo que no vemos es que este tipo de polución nos aporta una gran cantidad de inconvenientes.

Además de la intervención irresponsable del hombre en el funcionamiento de los ecosistemas, otras causas de contaminación son:

  • El agua entra en contacto con sustancias químicas contaminantes, como es el caso del petróleo.
  • El manejo de las basuras no se realiza adecuadamente y en muchos casos los residuos van a parar a los cuerpos de agua, causando altos grados de contaminación ambiental.
  • Los escapes que se producen cuando algunos elementos químicos que causan contaminación pasan desde la atmósfera hasta la superficie terrestre, incluyendo, por supuesto, las reservas de agua.

¿Cómo no contaminar el agua?

  • Reciclaje:

agua5

Uno de los hábitos más amigables que podemos tener con el medio ambiente, es realizar una separación adecuada de las cosas que desechamos. Es importante que tengamos en cuenta la naturaleza de las cosas que van a parar a nuestras basuras para que hagamos el tratamiento adecuado y que las sustancias tóxicas no vayan a parar a las reservas de agua.

Ver también:

 

  • Cuidado con lo que desechas:

Una forma muy efectiva para evitar la polución en el agua, es evitar que cuando lavamos los platos o cocinamos, se vayan por el drenaje los residuos de grasa, cualquier tipo de aceite o grasa que pueda obstruir los drenajes. Es importante que cuando estamos lavando los platos, descartemos cualquier residuo sólido que pueda bloquear las tuberías y causar problemas de alcantarillado.

  • Evita arrojar químicos por los drenajes:

Una medida muy importante con la que puedes contribuir a la limpieza del agua es que no arrojes ningún tipo de medicamento o residuos como vendas, agujas, jeringas y similares a lugares en que pueda tener contacto con el agua. Estas prácticas pueden llevar a que se transmitan enfermedades a través del agua y que se tengan que realizar procesos más severos y complicados en el intento por descontaminar el agua en la que hay residuos químicos.

  • Usa una canasta en el baño:

Otra acción con la que puedes evitar que el agua se contamine más de lo normal, es evitar arrojar los residuos al sanitario, es ideal tener una canasta en la que se puedan depositar todos lo que debemos descartar. Los elementos de aseo y productos químicos, tampoco se deben dejar pasar por el sanitario porque pueden contaminar los drenajes que salen desde tu casa.

  • Composta:

agua3

Un consejo muy importante en lo que se refiere al cuidado y a la protección del agua, es que se elabore composta con los desperdicios que salen de nuestros hogares. La composta es un abono para la tierra que se forma a partir de los residuos orgánicos que usamos todos los días en nuestros hogares. Además de evitar la contaminación del agua, reducimos notablemente la cantidad de basura y ayudamos a que los suelos se vuelvan mucho más fértiles.

  • Procura usar elementos para ahorrar el agua en el baño:

Para que evites el gasto excesivo de agua en el sanitario, toma una botella plástica de las que sirven para embasar las gaseosas y llénala con agua. Luego, deposítala en el tanque del sanitario para que aumente el nivel del agua, así cada vez que hales la manija estarás ahorrando un par de litros de agua.

  • Cuidado con el uso de las lavadoras:

Ya sean las máquinas lavaplatos o las que usamos para lavar la loza, es importante que se usen adecuadamente. Procura no usarlas a menos que tengas una carga completa de ropa o de platos para lavar. El gasto constante cuando las máquinas no están llenas, aumenta casi en un 50% el gasto del agua; sé responsable con el uso de estos electrodomésticos de uso diario.

  • Reduce las cantidades de detergente que usas:

Los productos químicos que utilizamos para realizar la limpieza en nuestros hogares pueden ser grandes agentes contaminantes del agua, así que una acción amigable con el medio ambiente es usar la menor cantidad posible de productos que usamos cotidianamente como los desinfectantes, los jabones, los suavizantes o los blanqueadores de ropa.

  • Conservación de los suelos:

agua4

Aunque parezcan no tener una relación directa, el cuidado del agua y del suelo dependen directamente uno del otro. Cuando los suelos se deterioran se produce la erosión y cuando esto pasa empiezan a emerger corrientes de agua que se contaminan a causa de los residuos sólidos del suelo. El agua se contamina y entra en contacto con diferentes elementos químicos que puedan afectar su composición natural.

  • Cuidar las corrientes de agua:

Cada vez son menos las fuentes hídricas que son puras y que tienen agua apta para el consumo humano. Es importante que por encima de todo permanezcan libres de basura y que no se depositen en ella residuos de ninguna clase. Especialmente los materiales como el plástico, son agentes que contaminan el agua en una gran proporción y que pueden tener un gran impacto ambiental negativo.

  • Controla el consumo de la carne:

La ganadería tradicional tiene un gran impacto sobre el cuidado del medio ambiente. Por lo general, los lugares en donde se ha llevado a cabo la ganadería, ya no son fértiles y pierden mucho de su potencial. Si consumimos carne que se produzca de una forma amigable con el planeta, estaremos contribuyendo al cuidado de los suelos, y por tanto al cuidado de las fuentes hídricas.

  • Cuidado con el uso de fertilizantes:

Si tienes un jardín o una huerta, ten mucho cuidado con el uso de fertilizantes y de elementos para matar las plagas (pesticidas de cualquier tipo). El uso responsable de estos químicos evita que se contaminen recursos hídricos que estén en peligro. Una buena opción es recurrir a las alternativas orgánicas en vez de usar tóxicos fuertes en los jardines.

  • Un ambiente verde:

Una de las medidas más acertadas para proteger los recursos hídricos, es sembrar cuantas plantas puedas, en especial si vives en una zona cercana a una fuente natural de agua. Las plantas y árboles ayudan a que los químicos no caigan directamente al agua, además de muchas otras funciones que cumplen las zonas verdes, tales como la purificación del oxígeno y la descontaminación, en general.

agua1

  • Usa el agua adecuadamente:

Naturalmente, proteger el agua también ayuda a disminuir su contaminación. No dejes las llaves abiertas cuando no las estás usando, reduce el tiempo que tardas en la ducha y no mantengas la llave abierta mientras enjabonas tu cuerpo o los platos. Esto ayudará a que no se produzca escasez del líquido vital y reducirá la cantidad de agua que tiene que ser sometida a tratamiento después del uso que le damos.

Consejos:

  • Para aportar un poco al cuidado, del agua, es importante que cada vez que uses un grifo lo cierres muy bien. Las pérdidas innecesarias de agua hacen que sea necesario tratar una mayor cantidad de agua contaminada.
  • Es importante que no arrojes objetos individuos por el sanitario o los sifones de tu casa. No deseches líquidos o sustancias tóxicas como pinturas o aceites a través de los drenajes.
  • Para La limpieza y el cuidado del hogar, busca elementos que sean amigables con el medio ambiente. Si es posible, deja de lado los aerosoles y otros productos que puedan causar daños ambientales irreversibles.
  • Evita tanto como puedas el uso de pesticidas y sustancias para fertilizar. Con esto disminuirás la posibilidad de que los químicos tóxicos entren en contacto con el agua que después será tratada para nuestro consumo.
  • Sembrar plantas en tu casa, puede contribuir a limpiar el aire de las toxinas que se encuentran en él.
  • Naturalmente, uno de los consejos fundamentales para no contaminar el agua, es no arrojar los desechos del hogar a cualquier cuerpo de agua, ya sea el mar, un río o un lago. Contribuye a mantener limpios los espacios en donde encuentras agua.
  • Reduce la frecuencia con la que compras agua embotellada. Además de producirte beneficios económicos, si reutilizas las botellas se producen cantidades menores de plástico, uno de los contaminantes más fuertes del agua.
  • Si es posible, procura no usar el aceite de tu automóvil solamente una vez. Este hábito ayuda a que los autos despidan cantidades menores de agentes contaminantes.
  • Deposita las basuras en el lugar adecuado para cada uno de los desechos que produces. Nunca, nunca, bajo ninguna circunstancia, arrojes residuos al agua que después será procesada para nuestro consumo.

 

¿Qué piensas de esto?