Ejemplos de etopeya

Ejemplos de etopeya: …profesora es una mujer paciente, dedicada y empeñada en cada uno de sus alumnos. Nunca se ha visto enojada..

Para poder comprender los ejemplos de etopeya, es importante conocer el significado: Y es básicamente una figura perteneciente a la retorica, en la cual describe todo lo relacionado a aspectos de origen espiritual, moral, pensamiento, psicológico que pueda tener un ser humano.

Es como dibujar con palabras los rasgos más sobresaliente de una persona donde se toca el lado moral. Sería imposible hacer ejemplos de etopeya de cosas, pero es muy fácil con las personas o con uno mismo.

 

Ejemplos de etopeya común:

Ejemplos de etopeya

Ejemplos de etopeya

A una profesora – Ejemplo de etopeya

 “La profesora es una mujer paciente, dedicada y empeñada en cada uno de sus alumnos. Nunca se ha visto enojada o pierde la cordura, a pesar que los alumnos a su corta edad suelen ser impacientes y majaderos. Ella siempre gustosa cambia esos modeles por una educación de calidad. Es la primera en llegar a su salón de clases y la ultima en retirarse. Ahora que soy adulto como recuerdo a mi maestra amorosa. En mi vida tuve muchos maestros pero ninguna como ella”.

A un padre – Ejemplo de etopeya

Mi viejo siempre tan sonriente era una delicia escucharlo hablar y platicar con sus amigos. Podría ir caminando por las calles y nunca faltaba alguna persona que se detuviera a saludarlo. Amable y educado así siempre lo conocí. Antes que los pajarillos cantasen por las mañanas era el quien cantaba alegre, y hacia que mi despertar fuera hermoso. Ahora que ya no estás añoro esas mañanas de color con tus melodías, tu voz y tus palabras de amor. Cuando sentía frío, me abrazabas con tus grandes brazos cual oso protegía a su cachorro. Se que ahora deleitas a los ángeles y a Dios con tus hermosas canciones llenas de sentimiento. Y cuando escucho al aire susurrar se que eres tu que has bajado para acompañarme“.

A un amigo – Ejemplo de etopeya

Cuando jóvenes eramos como dos venaditos inquietos, y también pequeños changuitos con espíritu de aventura. Podíamos pasarnos el día corriendo y escalando arboles. Nuestra imaginación sobrepasaba fronteras. Los limites no existían. Hay amigo ahora somos adultos nuestros cuerpos ya no poseen la misma agilidad de niños. Pero nuestros recuerdos son tan ágiles que perduran pese al tiempo, nada logra hacer que se borre ni las hojas de los otoños, ni las nieves de invierno. Cuando puedas querido amigo, tomate un café y sigamos viajando en la aventura de nuestra imaginación que perdura“.

En los tres ejemplos de etopeya, pudiera parecer que se está escribiendo una carta, aunque no sea así. Se trata de dibujar con palabras a las personas o vivencias las características más sobresalientes, y que nada tiene que ver con su físico, si no con su forma de ser es decir, con su carácter, sus valores como persona o sus acciones que marcan sus cualidades.

En la literatura es muy socorrido los ejemplos de etopeya. Sobre todo en poemas o poesías. Es natural encontrar este tipo de colorido en las palabras. Aunque también puede ser encontrado en novelas y hasta en películas. Para el uso de la etopeya no existe limitaciones.

2 Comments

  1. josep noviembre 16, 2013
  2. jogle febrero 1, 2015

¿Qué piensas de esto?