Ejemplos de extranjerismos

Ejemplos de extranjerismos, son palabras, frases o vocablos que fueron tomados de otro idioma.

En cuanto a su grafía puede ser mantenida o adaptada a la lengua.

Cualquier idioma puede tomar una expresión lingüística de una lengua extranjera por algún motivo determinado.

De hecho todas las lenguas han incorporados distintas expresiones o empleas vocablos utilizándolos en el lenguaje cotidiano sin darse cuenta que provienen de otro país.

De este modo han llegado a la lengua española vocablos de origen inglés, árabe, italiano, francés etc. dando lugar dentro de los extranjerismos a los anglicanismos o galicismos o italianismos cuando se han tomado vocablos de origen italiano. Sin embargo si bien algunos de estos vocablos son necesarios porque no existe un equivalente en el idioma español, otros son innecesarios y por ende la Real Academia Española aconseja no utilizarlos dado que tienen su equivalente en el idioma español.

Ejemplos de extranjerismos, necesarios

Ejemplos de extranjerismos, necesarios

Ejemplos de extranjerismos, necesarios

Los extranjerismos necesarios son los vocablos que no tienen otra opción que ser utilizados dado que no existe un equivalente de esa palabra en el idioma español.

Por ejemplo “software” no debería ser necesario su uso dado que cuenta con su equivalente como “programa informático” pero debido a su uso común ya forma parte del lenguaje mundial dentro de los hispanohablantes.

Al referirnos a un estilo de música determinado como el “blues” no existe en este caso un vocablo que pueda reemplazarlo en el idioma español, por ello no existe una opción para su reemplazo y por ende es necesario su uso.

Ejemplos de extranjerismos, innecesarios

Ejemplos de extranjerismos, innecesarios

Ejemplos de extranjerismos, innecesarios

Los innecesarios son todas las palabras de origen extranjero para las que existe un equivalente en español y por ende no es necesario su uso.

Muchos actores se refieren a “entre bambalinas” como “backstage”, por lo tanto se trata de un vocablo con su equivalente en el idioma español. Sin embargo en la población en general se encuentra extendido el vocablo “backstage” con el objetivo de citar “entre bambalinas”

Es de uso común citar “email” o “mail” al referirnos a “correo electrónico” se trata de un anglicismo que no es necesario utilizar a contar en el idioma español con su equivalente.

Ejemplos de extranjerismos, grafía

A pesar de tratarse de palabras de origen extranjero, su grafía es mantenida, sin embargo la acentuación y pronunciación se adapta al idioma español.

Es decir que las palabras se castellanizan.

Por ejemplo “master” es un anglicismo que al ser utilizado en el idioma español se escribe manteniendo su acentuación respetando las reglas, entonces se escribe “máster”.

Ejemplos de extranjerismos, pronunciación

En cuanto a la pronunciación de un anglicismo como “parking” en el idioma original, al ser adaptado al español, su pronunciación da lugar a “parquin”, su ortografía ha cambiado a pesar de que su pronunciación sea idéntica al inglés.

Ejemplos de extranjerismos, origen

Ejemplos de extranjerismos, origen

Ejemplos de extranjerismos, origen

De acuerdo al origen del vocablo nos encontramos que dentro del idioma español comúnmente utilizamos palabras de origen francés, las cuales son galicismos o del inglés siendo este caso anglicismos, del latín siendo cultismos, del italiano, siendo italianismos, del neerlandés, siendo en este caso neerlandismos, del árabe, arabismos, del catalán catalismos, del portugués, lusitanismos, del valenciano, siendo valencianismos, del gallego, siendo gallegismos.

Vale aclarar que no solo el idioma español toma vocablos, frases o expresiones lingüísticas de otro idioma, pues todas las lenguas lo hacen por carecer de su equivalente.

Al no existir un equivalente, la lengua se enriquece, pero al no ser necesarios, por el contrario se desnaturaliza o empobrece la lengua de acuerdo al criterio del purismo lingüístico.

Ejemplos de extranjerismos, varios

Si bien son varios los anglicismos, a modo de ejemplo además de los citados anteriormente: master, blues, backstage, software, parking, también es de uso común el vocablo “look” para citar la apariencia o la imagen de una persona, “golf” como deporte también es de uso común. Dentro de la informática, “Chat” es la charla o conversación a través del ordenador, en un partido de tenis es común escuchar “net” al citar la red. “Unplugged” se utiliza para citar un grupo musical que toca sus instrumentos sin cables, se trataría de un acústico. Dado que la regla exige respetar la grafía, se pronuncia y acentúa adaptando el vocablo al idioma español. Por ello es común escuchar “anplagued”

Las palabras de origen francés son los galicismos, pues el idioma español ha tomado varios de ellos.

El color beige, si bien mantiene su grafía original, su pronunciación al ser utilizada en el idioma español da lugar a “beish”, chef cita a un cocinero o cocinera, “elite”, es un grupo de personas que pertenecen a un estrato social determinado. La “prèmiere”, es el estreno de una obra cinematográfica, pues en lugar de decir “estreno” comúnmente se utiliza “premiere” adaptando el vocablo al español se escucha “premier”

Los arabismos son vocablos que derivan del árabe, pues dada la invasión árabe en España son infinitos los vocablos que se han tomado de Arabia.

Por ejemplo:

albañil,
aljibe,
albahaca,
adalid,
arroba,
azúcar,
albur,
alguacil
gazpacho,
guitarra,
tarea,
ojalá,
alcancía,
albacea,
ajedrez,
Guadalajara,
aceituna.

Como italianismos vocablos de origen italiano comunes:

Fragata,
festejar,
facha,
estropear,
espagueti,
escuadrón,
escopeta,
dúo, dueto,
designio
Cortejar,
capricho,
capitán,
birra,
banca,
balcón,
bagatela,
atacar,
alerta.

Como lusitanismos podemos citar:

amurar,

bandeja,

mejillón,

caramelo,

bombo,

mermelada.

Como cultismos considerando que fueron vocablos introducidos a la lengua por motivos culturales y se utilizan para crear neologismos, términos nuevos. Del Renacimiento se introdujeron:

trato,
rigor,
contumaz,
cotidiano,
fantasma,
admirar,
honorar,
intento,
infausto,
torvo,
tórrido,
marmóreo,
informe,
furibundo,
fulminar.

Como latinismos se entiende a las palabras que son utilizadas en el idioma español como eran escritas en latín sin ningún cambio aunque adaptando su pronunciación. Por ejemplo:
vagina,
célula,
status,
desiderata,
clímax,
cátedra,
culmen,
Ultimátum,
Álbum,
déficit,
superávit,
ergo,
quórum,
referéndum,
verbi gratia,
de iure,
de facto,
numerus classus,
in fraganti,
ipso facto,
a posteriori,
a priori.

Lee: ejemplos de palabras indígenas










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *