Oraciones con verbos

Oraciones con verbos, son clasificadas de acuerdo a la clase sintáctica del verbo.

De acuerdo a la modalidad sintáctica del verbo se le da el nombre a la oración.

Oraciones con verbos, clasificación

Oraciones con verbos, clasificación

Oraciones con verbos, clasificación

De acuerdo a la modalidad sintáctica se clasifican en:

Copulativa:

Por ejemplo: Tú, no eres feliz

Transitiva:

Lo entraremos enseguida

Intransitiva:

Ahora, todos los de la casa trabajan.

Refleja:

Un hombre se suicidó, nos quedaremos

Impersonal:

Me pesa de haberse ofendido.

Pasiva:

Fuimos tratados pésimamente por todos.

El auxiliar no da categoría especial a la oración, sino la frase verbal a la que ese auxiliar pertenece.

“Nos hemos comunicado durante toda la noche”

Es refleja recíproca.

Vale destacar una excepción:

La frase verbal pasiva, que tiene régimen propio (complemento agente), sujeto que corresponde con el complemento directo de la versión activa) sí le da valor pasivo a la oración total.

Sin embargo no entran en esta clasificación cualquier oración: las que carecen de verbo están excluídas, las que el predicado compuesto donde cada verbo se comportas de acuerdo a diferentes regímenes:

“Somos tres soldados y marchamos desde el alba”

“Somos tres soldados”: primer núcleo copulativo

“marchamos desde el alba”: segundo no copulativo intransitivo.

Oraciones con verbos, concordancia

Oraciones con verbos, concordancia

Oraciones con verbos, concordancia

En cuanto a la concordancia entre el sujeto y el verbo de oraciones con verbos. El adjetivo adapta su terminación al género y numero del sustantivo.

El verbo adopta la persona y número del sujeto al que se refiere. Concuerda con él:

Yo soy
Nosotros somos
Tú estás
Vosotros iréis

Concordancia es la armonía o conformidad que debe haber entre el verbo y el sujeto, entre el adjetivo y el sustantivo.

Oraciones con verbos, función

Oraciones con verbos, función

Oraciones con verbos, función

El verbo cumple la función de núcleo del predicado.

Son los centros del predicado.

En el predicado nominal el sustantivo y el adjetivo pueden funcionar como núcleos.

Sin embargo nos e trata de una función exclusiva del verbo, pero sí obligatoria. Cuando en la oración bimembre sujeto – predicado aparece un verbo, éste es siempre núcleo del predicado.

Para distinguir gramaticalmente el verbo es posible recurrir a su régimen y a sus accidentes.

Oraciones con verbos, régimen

El verbo tiene modificadores típicos, propios, que lo distinguen de otras partes de la oración, son:

El objeto directo: leo libros
El objeto indirecto: le compré un libro
El agente en voz pasiva: el libro fue comprado por Juan.
Las formas pronominales en caso objetivo: me, te, se, nos, os…

Oraciones con verbos, accidentes

El verbo sufre variaciones de terminación que lo caracterizan claramente.

Canto: modo indicativo: presente

Cantaré: modo indicativo: futuro

Cantase: modo subjuntivo: pretérito

Las terminaciones o, aré, ase indican modo y tiempo, dos accidentes privativos del verbo, solo el verbo puede experimentarlos.

El verbo se caracteriza por su régimen y por sufrir accidentes de modo y tiempo.

Oraciones con verbos, voces

La voz es una particularidad sintáctica de los verbos transitivos.
Hay dos voces: activa y pasiva

No se considera un accidente como una característica morfológica de los verbos.

La voz activa requiere un sujeto, un verbo transitivo y un objeto directo.

El verbo en voz activa: exploró

En voz pasiva: fue explorado

El sujeto activo ha asado a objeto directo

El sujeto pasivo ha pasado a complemento agente

S producen algunos cambios. El sujeto activo se trasforma en complemento agente, que va precedido por la preposición. Es en realidad lo que el verbo expresa.

El objeto directo de la voz activa pasa a sujeto pasivo y el verbo pasa de la voz activa a la pasiva conservando el tiempo y el modo.

La oración pasa de voz activa a pasiva sin que se alteren los demás modificadores.

Oraciones con verbos, modos

En el modo indicativo, el hablante presenta un hecho:
Compraré un libro.

En el modo subjuntivo el hablante presenta el acto como expresión de deseo. El subjuntivo es el modo de las oraciones subordinadas:

No creo que pueda comprar un libro.

Quisiera comprar un libro.

Es necesario que compre un libro.

El modo potencial:

Compraría un libro

El hablante presenta el acto de comprar un libro como una posibilidad.

El nodo imperativo:
¡’Compra un libro!

El hablante ordena comprar un libro, expresa una orden.

Junto con los modos se agrupan tres formas especiales que participan a la vez de las particularidades del verbo y de otras partes de la oración.

El modo infinitivo, derivados verbales y otros.

Los verboides:

Infinitivo: terminan e ar, er, ir: cantar, leer, escribir

Funciona como sustantivo y admite modificadores típicos del verbo, es decir que tiene régimen verbal:

Hizo notar su error.

El infinitivo ”notar” es el objeto directo del verbo “hizo” y a la vez recibe un objeto directo: un error.

Participo: terminan en ado, ido: cantado, bebido, vivido.

Hay participios irregulares: dicho, resuelto, roto,

Funciona como adjetivo y admite modificadores típicos del verbo, tiene régimen verbal.

Todo el poder de…. Puede desaparecer

Destruído por una sorpresa hoy.

El participo “destruído” modifica al sustantivo “poder” y lleva un agente modificador del verbo en voz pasiva: por una sorpresa.

El gerundio: termina en ando, endo, iendo: cantando, tiñiendo, viviendo.

Funciona como adverbio y a veces como adjetivo, y tiene régimen verbal.

Lee oraciones copulativas








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *