Pensamientos de Simón Bolívar

Simón Bolívar fue un militar y político hispanovenzolano, los pensamientos de Simón Bolívar siguen vigentes a pesar de los años, por su fuerza humana y honestidad expresada en torno a la cosmovisión político social. Fundador de la gran Colombia y personaje clave en la emancipación americana ante el imperio Español, de países como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Panamá y Colombia. Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios nació en Caracas el 24 de Julio de 1783 y murió en Santa Marta, Colombia el 17 de diciembre de 1830. Los pensamientos de Simón Bolívar lograron tocar las fibras de quienes presenciaron su existencia y permanecerán en la memoria de todo aquel que le admire.

 

Pensamientos de Simón Bolívar | Ejemplos de

Pensamientos de Simón Bolívar

Pensamientos de Simón Bolívar

«La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente».

Simón Bolívar era capaz de expresar con sagacidad y floritura sus posturas políticas. Con un tono de protesta, y de comunicación social, los pensamientos de Simón Bolívar pronto contagiaron al pueblo, pues su sentimiento era un reflejo de la huella colectiva, asumiendo así su postura de líder.

Escudo de Armas de Bolívar | Ejemplos de

Escudo de Armas de Bolívar

Aquí podemos leer más pensamientos de Simón Bolívar

«A la sombra de la ignorancia trabaja el crimen».

«Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria».

«Como amo la libertad tengo sentimientos nobles y liberales; y si suelo ser severo, es solamente con aquellos que pretenden destruirnos».

«El pueblo debe ser obedecido hasta cuando yerra».

«La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino».

«¡Que me manden salvar la República y salvo la América entera!»

«Unión! Unión! o la anarquía os devorará!»

«Yo represento a mis compatriotas, parientes y amigos, ante la posteridad».

«Yo soy siempre fiel al sistema liberal y justo que proclamó mi patria».

«El arte de vencer se aprende en las derrotas».

«El sistema de gobierno más perfecto es aquél que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política».

«Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad».

«Un hombre sin estudios es un ser incompleto»

«Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca».

«Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, ese Estado no debería existir; y al fin no existiría».

«Llamarse jefe para no serlo es el colmo de la miseria».

«La libertad es el único objetivo digno del sacrificio de la vida de los hombres».

«El hombre de honor no tiene más patria que aquella en que se protegen los derechos de los ciudadanos y se respeta el carácter sagrado de la humanidad».

«De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso».

«Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral».

«Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía».

«Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del gobierno. Es defensor de su libertad».

«¡Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor, que no daré tranquilidad a mi alma, ni descanso a mi brazo, hasta no ver rotas las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!». «La enseñanza de las buenas costumbres o hábitos sociales es tan esencial como la instrucción».

«No aspiremos a lo imposible, no sea que por elevarnos sobre la región de la libertad, descendamos a la región de la tiranía».

«Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios»

«¿Podrá esta nación [España] hacer el comercio exclusivo de la mitad del mundo, sin manufacturas, sin producciones territoriales, sin artes, sin ciencias, sin política?»

«La ingratitud es el crimen más grande que pueden los hombres atreverse a cometer».

«Debemos esperar mucho del tiempo, su inmenso vientre contiene más esperanzas que sucesos pasados y los prodigios futuros deben ser superiores a los pretéritos».

«El instinto es un consejero leal; en tanto que la pedantería es un aire mefítico que ahoga los buenos sentimientos».

«En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría de la masa física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina hacia sí la balanza política».

«Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos».

«De la Libertad absoluta se desciende siempre al poder absoluto, y el medio entre éstos dos términos es la Suprema Libertad Social».

«En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del norte, los sistemas enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina… Estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la dirección de una nación como la española, que sólo ha sobresalido en fiereza, ambición, venganza y envidia…».

«Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido».

«He arado en el mar y he sembrado en el viento».

«La República será feliz, si al admitir mi renuncia nombráis de presidente a un ciudadano querido de la nación; ella sucumbiría si os obstinaseis en que yo la mandara. Oíd mis súplicas; salvad la República; salvad mí gloria que es de Colombia».

«Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno, para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al Cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales».

«Ya que [el Nuevo Mundo] tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que federarse los diferentes estados».

«Dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto».

«Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos».

«La libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del universo».

«Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos».

«Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad».

«Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia».

«El ajedrez es un juego útil y honesto, indispensable en la educación de la juventud».

«La justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad».

«Formémonos una patria a toda costa y todo lo demás será tolerable».

«Moral y luces son nuestras primeras necesidades»

«Sí, al sepulcro… Es lo que me han proporcionado mis conciudadanos… pero los perdono».

«Los tiranos no pueden acercarse a los muros invencibles de Colombia sin expiar con su impura sangre la audacia de sus delirios».

«Las instituciones perfectamente representativas no son adecuadas a nuestro carácter, costumbres y luces actuales [...]».

«Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad».

«El modo de gobernar bien es el emplear los hombres honrados, aunque sean enemigos».

«Si el Senado en lugar de ser electivo fuese hereditario, sería en mi concepto la base, el lazo, el alma de nuestra República».

Pensamientos de Simón Bolívar, últimas palabras | Ejemplos de

Pensamientos de Simón Bolívar, últimas palabras

Pensamientos de Simón Bolívar, últimas palabras

Sus últimas palabras dichas a su médico fueron «Los tres grandes majaderos de la historia hemos sido Jesucristo, Don Quijote… y yo». Simón Bolívar tuvo una mente y pluma prolíficas que incentivaron y conmocionaron una época necesaria para sus pueblos. Los pensamientos de Simón Bolívar, volverán a inspirar una y otra vez a aquellos pueblos que se sienten oprimidos por el poder y las autoridades de su política doméstica. Actualmente luego de varias investigaciones y estudios, se sabe poco en proporción a la idealización bolivariana, es decir que su biografía carece de anécdotas de carácter crítico y los pensamientos de Simón Bolívar han significado más un culto en torno a los honores que ha puesto en alto y las repercusiones locales como monumentos, una ciudad con su nombre, una moneda con su nombre, símbolo de libertador, de unificador, y de héroe.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *