Sujeto y predicado

Sujeto y predicado, son las dos partes de la oración.

El predicado es lo que se dice o hace y el sujeto es de lo que se dice o quien hace.

Ejemplo: El invierno empieza ya

Empieza ya: es el predicado: es lo que se dice de…

El invierno: es el sujeto porque es del invierno de quien se habla.

Sujeto y predicado, sujeto tácito y expreso

Sujeto y predicado, sujeto tácito y expreso

Sujeto y predicado, sujeto tácito y expreso

El sujeto puede estar expresado.

Ej: el hombre nada.

El hombre: es el sujeto

Juan camina.

Juan: es el sujeto

No obstante otras veces no es necesario expresarlo para que se pueda entender la oración, porque ya fue nombrado antes o porque el verbo ya lo indica. En estos casos se omite el sujeto se trata de sujeto tácito.

Si quieres saber más, lee ejemplos de sujeto tácito.

Sujeto y predicado, predicado verbal y nominal

Sujeto y predicado, predicado verbal y nominal

Sujeto y predicado, predicado verbal y nominal

Son dos clases de predicado el verbal y el nominal.

El verbal se refiere al sujeto por medio de un verbo que expresa el tiempo y persona y además puede tener complementos.

Por ejemplo:

Juan escribe.

El verbo se encuentra en tercera persona y en pretérito imperfecto del modo indicativo y carece de complementos.

Juan cuidó cariñosamente a su padre durante toda la noche.

El predicado está formado por el verbo cuidó que está en forma personal y temporal. Tiene como complementos: cariñosamente (cómo lo cuidó) a su padre (a quién cuidó), durante toda la noche (cuanto tiempo lo cuidó)

Si el verbo no está en forma personal, no existe oración.

Por ejemplo:

Juan cuidando a su padre.

A la forma verbal cuidando no le sobreviene ninguna persona gramatical: yo, tú, él nosotros, vosotros, ellos cuidando.

El verbo no está en forma personal y no existe oración.

El predicado nominal se refiere al sujeto por medio de los verbos estar y ser, por su intermedio expresa una cualidad o clasificación del sujeto.

Por ejemplo:

La alumna estaba atenta.
Los pájaros son tímidos.

Los ríos están crecidos.

Crecidos, tímidos y crecidos son adjetivos y expresan cualidades.

Mi hijo es marino.
Esto es verano.
Juan es maestro.

Maestro, verano y marino son sustantivos y admiten clasificar a Juan, esto e hijo.

Sujeto y predicado, cúpula

Sujeto y predicado, cúpula

Sujeto y predicado, cúpula

El verbo ser y estar reciben en las siguientes oraciones el nombre de verbos cúpula o copulativos.

El verbo ser se utiliza con sustantivos y adjetivos, mientras el verbo estar solo con participios o adjetivos.

El predicado nominal se puede construir con o sin complementos.

No debes de dejar de prestar atención a los verbos ser y estar, pues se diferencian al concepto de otros idiomas como el francés y el inglés, ya que en este último, el verbo “to be” puede ser usado para expresar tanto ser como estar, pero en el idioma español estos verbos se diferencian claramente.

No puedes decir: yo soy cansado, dirás yo estoy cansado. Estás usando un participio.

Sin embargo puedes decir: yo soy casado o yo estoy casado y ambas opciones son correctas.

También es correcto decir: yo soy tranquilo y yo estoy tranquilo. Sin embargo al decir “yo soy tranquilo” estás denotando una personalidad, mientras que al decir “yo estoy tranquilo” te estás refiriendo a este momento en particular en que te encuentras tranquilo pero no es lo común en ti.








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *