Accidentes del verbo

Accidentes del verbo, persona, número, tiempo y modo son los accidentes verbales.

El verbo expresa una acción, los accidentes indican cuando se ejecuta esta acción y quien o quienes la ejecutan.

Accidentes del verbo, modo

Accidentes del verbo, modo

Accidentes del verbo, modo

El modo como uno de los accidentes del verbo es la forma en que es expresada la acción.

Puede ser:

Subjuntivo: cuando la acción indica un deseo o una duda.

Por ejemplo: Quizás mañana pueda legar más temprano.

Tal vez el profesor indique cómo hacer el examen.

El imperativo es otro modo que expresa una orden, no una recomendación ni consejo, ya sea afirmando o negando una acción determinada.

Por ejemplo: Cumple con lo que te he dicho.

No cruces la calle con el semáforo en rojo.

El indicativo indica una acción afirmándola o negándola.

Por ejemplo: hoy es un día con mucho calor.

El día está soleado.

Mañana salimos de vacaciones.

No he podido estudiar todavía.

Dentro de los modos podemos citar los tiempos verbales, simples y compuestos.

Del modo indicativo:

Como tiempos simples:

Presente: yo amo, tú amas, él ama….

Pretérito imperfecto: yo amaba, tú amabas, él amaba…

Pretérito perfecto simple: yo amé, tú amaste, él amó…

Futuro: yo amaré, tú amarás él amará…

Condicional: yo amaría, tú amarías, él amaría…

Modo subjuntivo:

Presente: yo ame…
Pretérito imperfecto: yo amara o amase…

Futuro: yo amare, tú amaras, él amara…

Imperativo:

Presente: ama tú

Tiempos compuestos:

Modo indicativo:

Pretérito perfecto compuesto: yo he amado, tú has amado, él ha amado…

Pretérito pluscuamperfecto: yo había amado, tú habías amado, él había amado

Pretérito anterior: yo hube amado, tú hubiste amado, él hubo amado…

Futuro perfecto: yo habré amado, tú habrás amado, él habrá amado…

Condicional perfecto: yo habría amado, tú habrías amado, él habría amado…

Modo subjuntivo:

Pretérito perfecto: yo haya amado, tú hayas amado, él haya amado…

Pretérito pluscuamperfecto: yo hubiera amado, tú hubieras amado, él hubiera amado…

Futuro perfecto: yo hubiere amado, tú hubieres amado, él hubiere amado.

Puedes leer por ejemplo presente simple y continuo.

Accidentes del verbo, tiempo

 

Accidentes del verbo, tiempo

Accidentes del verbo, tiempo

El tiempo se refiere al momento en que se ejecuta la acción en cualquiera de los modos.

Básicamente, el presente indica una acción que es llevada a cabo e el momento en que se ejecuta.

El pasado indica una acción que fue llevada a cabo antes del momento en que se habla.

El futuro indica una acción que será llevada a cabo en algún momento posterior a ser enunciada.

Por ejemplo: leo un libro es presente.

Leí un libro: es pasado
Leeré un libro: es futuro.

Asimismo pueden ser simples o compuestos.

Los tiempos simples se forman por un solo verbo principal: yo leo, yo como, yo escribo.

Los compuestos son formados por dos verbos: un auxiliar y el verbo principal conjugado.

Haber es el verbo auxiliar utilizado junto al verboide participo:

Por ejemplo: yo he comido, yo he leído.

Como pretéritos podemos citar el pretérito perfecto simple que indica una acción finalizada, por ejemplo: leí, comí, leyó, comió…

El pretérito imperfecto indica una acción que continúa en el tiempo. Por ejemplo: yo leía, yo comía, yo escribía…

Accidentes del verbo, número y persona

Accidentes del verbo, número y persona

Accidentes del verbo, número y persona

Número y persona significa que los verbos cuentan con singular y plural en primera, segunda y tercera persona.

Yo, tú él o ella son personas del singular

Nosotros vosotros y ellos son personas del plural.

¿Qué piensas de esto?