Oraciones subordinadas sustantivas

Oraciones subordinadas sustantivas, funcionan como un sintagma nominal o de un sustantivo.

Al cumplir esta función son equivalentes a estos elementos.

Oraciones subordinadas sustantivas, como se introducen

Las oraciones subordinadas sustantivas se introducen por un infinitivo o un nexo.

Puede conmutarse por un sustantivo, ya halamos de su equivalencia, pero resulta más fácil su conmutación por un pronombre demostrativo ya que no siempre se pueden sustituir por un sustantivo.

Oraciones subordinadas sustantivas, y el nexo

Oraciones subordinadas sustantivas, como se introducen

Oraciones subordinadas sustantivas, como se introducen

Un nexo puede introducirlas.

¿Qué es un nexo?

Puede ser una conjunción como: si o que

Me parece que tienes frío

Que tienes frío es el sujeto.
Dime cuándo terminas.

Cuándo terminas es el complemento directo.

Oraciones subordinadas sustantivas, por infinitivo

Puede introducirla también un infinitivo:

No me gusta comer verduras

Come verduras es el sujeto, la oración subordinada sustantiva introducida por un infinitivo.

Si desconoces los infinitivos, te invito a leer: verbo infinitivo.

Oraciones subordinadas sustantivas, sujeto

Oraciones subordinadas sustantivas, sujeto

Oraciones subordinadas sustantivas, sujeto

Es importante que estudies para el examen

Que estudies para el examen es el sujeto.

Es que no tengo deseos.

Que no tengo deseos es el sujeto.

Desconozco si ha llegado bien a su casa.
Si ha llegado bien a su casa es el sujeto.

Escuchar tu discurso es una verdadera pesadilla.
Escuchar tu discurso es el sujeto.

Oraciones subordinadas sustantivas, complemento directo

Oraciones subordinadas sustantivas, complemento directo

Oraciones subordinadas sustantivas, complemento directo

Como ejemplos de complemento directo:

Di cómo llegaste
Como llegaste es el complemento directo.

Dime cuánto has gastado
Cuánto te ha costado es el complemento directo.

Mi dijo que vendrá en un momento.
Que vendrá en un momento es el complemento directo.

Oraciones subordinadas sustantivas, complemento indirecto

Como complemento directo son los siguientes ejemplos:

Tú necesitas dedicarle mucho tiempo a estudiar.
A estudiar es el complemento indirecto.

El artista no puede dedicarle mucho tiempo a ensayar
A ensayar es el complemento indirecto.

Oraciones subordinadas sustantivas, atributo

También puede se introducida con un atributo como:

Este año me menta es adelgazar en pocos meses.
Adelgazar en pocos meses es el atributo.

Mi pensamiento es dejar de fumar.
Dejar de fumar es el atributo.

Asimismo toda subordinada dependerá de una principal, ya que sin ésta perdería sentido.

Puedes comprobarla o detectarla localizando los verbos.

De hecho como habrás notado encontrarás dos verbos.

Por ejemplo:

Es importante que hayas aprobado el examen.

Encontrarás dos verbos: “es” y “hayas aprobado”

Entonces dividirás en dos la oración.

Tomando el mismo ejemplo anterior:

Es importante que hayas aprobado el examen:

Es importante: es la oración principal.

Que hayas aprobado el examen es la oración subordinada.

Es la subordinada porque ésta perdería su sentido si no estuviese luego de la oración principal, sin embargo, ésta sí tendría sentido sin la subordinada.

Otra manera de darte cuenta y detectar la sustantiva es reemplazándola por “esto”

Es decir que puedes reemplazar: que hayas aprobado el examen por “esto”, por lo tanto obtendrías: Es importante esto, lo cual tiene sentido.

Ahora analizando la frase completa obtienes:

Es importante que hayas aprobado el examen.

El verbo es “es”
Importante es el atributo
Que es el neo
Hayas aprobado es el verbo

 

No Responses

  1. Pingback: Oracion subordinada - Ejemplos De noviembre 14, 2013

¿Qué piensas de esto?