Los 25 Animales Prehistóricos Más Extraños que Habitaron la Tierra

La extinción de las criaturas más increíbles que han pisado la Tierra (algunas hermosas, otras intimidantes y unas simplemente extrañas) nos ha privado la experiencia de conocerlas con nuestros propios ojos.

Gracias a los avances en ciencia y a los rastros que dejaron a lo largo del tiempo (fósiles, plumas, huesos y demás), hoy podemos reproducir imágenes de estos fascinantes animales.

Si te interesa conocer algunos de ellos, no te pierdas la lista que he preparado para ti, sobre los 25 animales prehistóricos más extraños que habitaron la Tierra antes que nosotros.

Lee también nuestra guía sobre los periodos de la historia: Ciclos de la Historia Explicados

 25 Animales Prehistóricos Extraños

1. Archaeopteryx

 

Existió durante el período Jurásico, hace alrededor de 150 millones de años, y se cree que fueron de las primeras aves emplumadas que surcaron los cielos del planeta.

Su tamaño rondaba los 50 centímetros de estatura, entre 800 gramos y 1 kilogramo de peso, con un cuerpo muy similar al de un cuervo.

Sus grandes alas, su pico alargado, sus pequeños pero afilados dientes y sus letales garras lo convertían en un verdadero cazador de presas.

2. Deinocheirus

 

Se trata de una especie que habitó la Tierra en el período Cretácico, hace unos 70 millones de años. Representa un verdadero enigma para los paleontólogos por la dificultad en la clasificación de este animal.

Tanto es el misterio que envuelve al Deinocheirus, que se ha debido crear un apartado solo para este dinosaurio, siendo la única especie de Deinoqueírido Ornitominosurio conocida.

Podía alcanzar los 2 metros y medio de estatura, con un peso cercano a los 9000 kilogramos y con garras de 25 centímetros.

 

3. Deinotherium

 

Fue un mamífero herbívoro de grandes proporciones, muy similar al elefante que conocemos hoy en día; la diferencia era que aquel poseía dos enormes colmillos curvados, sobresaliendo de la parte inferior de la mandíbula.

Se cree que utilizaba sus enormes colmillos para arrancar árboles desde la raíz, logrando acceder con mayor facilidad a las hojas más altas.

Además, podía alcanzar los 3 metros de estatura, con un peso aproximado de 14 toneladas, convirtiéndose en el segundo mamífero de mayor tamaño de todos los tiempos.

 

4. Dimorphodon

 

Se trata de una especie de dinosaurio volador de la familia de los Pterosaurios (la misma que el Pterodáctilo) que habitó la Tierra hace casi 200 millones de años.

Su diámetro alcanzaba 1,5 metros de largo y 1 metro de ancho, con un cráneo de gran tamaño que ocupaba casi la mitad de su cuerpo, pero un cerebro diminuto que hace inferir que se trataban de seres primitivos.

Contaba con un pico amplio y muy flexible, con el cual capturaba los peces que constituían la parte principal de su dieta.

Otra de las características más relevantes del Dimorphodon está en que poseía dos tipos distintos de dientes en sus mandíbulas, con los que podía triturar y rasgar incluso la carne más dura.

 

5. c

Forma parte del grupo de peces más antiguos del planeta, habitando en el período Devónico hace más de 350 millones de años.

Podía fácilmente alcanzar 6 metros de diámetro y una tonelada de peso, estando al tope de la cadena alimenticia entre el resto de los peces prehistóricos.

En cuanto a sus características, poseía escamas de gran grosor y una cabeza acorazada, al igual que dientes en forma de cuchillas, las cuales le convertían en uno de los depredadores más mortales que alguna vez habitaron las aguas.

 

6. Elasmosaurus

Fue un reptil marino de enormes proporciones que vivía en los mares del período Cretácico, hace 80 millones de años.

Alcanzaba a medir más de 14 metros y pesar 2000 kilogramos, además destaca por su largo cuello constituido por 71 vértebras cervicales.

A pesar de haber podido dominar fácilmente las aguas, no era un cazador fiero, pues el desplazamiento de su cuello dificultaba la locomoción del resto del cuerpo.

 

7. Epidendrosaurus

Conocido como el lagarto volador o el lagarto sobre ramas, habitó el planeta Tierra durante el período Jurásico hace casi 150 millones de años.

Podía medir alrededor de 30 centímetros, con la particularidad de poseer garras en los extremos de sus alas mediante las cuales cazaba todo tipo de insectos.

Su aspecto lo relaciona más a las aves que a otro tipo de dinosaurios, pues además fue el primer animal conocido que se adaptó completamente a la vida en los árboles.

 

8. Epixipteryx

 

Fue un grupo de dinosaurios que aparecieron durante finales del período Jurásico, hace alrededor de 140 millones de años.

No alcanzaba el metro de largo, hacía uso de sus garras y dientes para cazar insectos; también le resaltaban unas inusuales vertebras que poseía al final de la cola.

A pesar de su aspecto emplumado, estos animales no eran aptos para volar.

 

9. 

 

Se trata de un género extinto de onicóforos marinos, con un aspecto similar al de una ameba de mayor tamaño, o al de un gusano espinoso.

Por medio de estudios a los fósiles restantes, se encontró que medían alrededor de 3 centímetros y contaban con numerosos y elásticos flagelos con los que se desplazaban, además de 7 pares de espinas en su torso.

Mucho misterio envuelve a la vida y muerte de esta especie, pero se sabe que se alimentaba de animales muertos estancados en el fondo del mar.

 

10. Helicoprión

 

Fueron peces cartilaginosos muy similares a los tiburones de la actualidad, que habitaron los mares durante el Triásico, hace ya más de 280 millones de años.

La principal característica de estos animales recae en la hilera de dientes que formaban en su mandíbula como un espiral, en el cual se iban desplazando los dientes viejos.

Se estima que pudieron haber alcanzado los 7 metros de largo y que sus filosos dientes podían quebrar caparazones de tortugas.

 

11. Jaekelopterus

 

Aunque su apariencia nos haga pensar que se trata de un ciempiés gigante o una langosta, en realidad se trató de una especie de escorpión marino que vivió hace casi 400 millones de años.

En promedio contaba con unos 2,5 metros de largo, con 4 pares de patas con los que se desplazaba y unas tenazas en la parte superior de su cuerpo.

Se cree que habitaron las aguas dulces de lo que ahora es Alemania y parte de los Estados Unidos, alimentándose principalmente de peces.

 

12. Josephortigasia

Fueron roedores de apariencia muy similar al capibara o al chigüire que conocemos hoy en día. Vivieron en su mayor parte durante el Plioceno.

A pesar de contar con un tamaño apenas mayor al 1, 5 metros de largo, podía fácilmente alcanzar los 1000 kilogramos de peso.

 

13. Liopleurodon

Este depredador marino habitó los mares durante el período Jurásico, alimentándose de animales tanto dentro como fuera del agua.

Poseía un largo próximo a los 7 metros, con 50 toneladas de peso y una capacidad de alcanzar una velocidad de 45 km/h para capturar a sus presas.

Su aspecto parece una mezcla entre un cocodrilo y una ballena orca, con 4 aletas que le permitían desplazarse con facilidad tanto dentro como fuera del agua.

 

14. Longisquama

Se trata de la única especie de diápsido avicéfalo que habitó la Tierra hace más de 230 millones de años.

Su nombre hace referencia a las “escamas largas” que se elevan en su lomo, siendo la característica más resaltante de este reptil.

Estas, además, le servían como alas para planear entre árbol y árbol, así como para lanzarse al suelo y usarlas de paracaídas.

 

15. Megalania

Se trata de un reptil gigante que habitó la Tierra hace unos 30 mil años, siendo un pariente cercano del dragón de Komodo que conocemos hoy en día.

Podía alcanzar los 7 metros de largo, con un peso monumental de entre 600 y 650 kilogramos.

Estos lagartos podían alimentarse prácticamente de todo lo que le pasase por el frente, pero su dieta principal consistía en mamíferos de menor tamaño, aves y otros reptiles.

 

16. Microraptor

Fue un dinosaurio alado que habitó los cielos durante el período Cretácico, hace más de 130 millones de años.

Estos animales proporcionan gran información con respecto a la evolución de las aves, pues —a pesar de que ya poseían plumas que recubrían su cuerpo— también tenían la particularidad de poseer dos pares de alas con dos alas en las piernas adicionales.

 

17. Nyctosaurus

Se trata de otro dinosaurio alado de la familia de los Pterosaurios, el cual habitó la Tierra durante el período Cretácico.

A diferencia del resto de este género de dinosaurios, los Nyctosaurus poseían un tamaño pequeño, unos 40 centímetros, y 2 kilogramos al llegar a la adultez.

Sin embargo, podían llegar a ser extremadamente agresivos, con una fuerte mandíbula y dientes puntiagudos en forma de alfileres.

18. Opabinia

Probablemente es una de las criaturas más extrañas que haya habitado la Tierra, la cual existió durante el período Cámbrico.

Entre sus principales características resaltan sus 15 pares de piernas, distribuidos en sus costados con 15 pares de aletas encima de cada una, y una trompa en la parte delantera de su cuerpo que utilizaba como pinza.

Además, gracias a sus estructuras oculares, se piensa que estos animales poseían una visión de 360º.

 

19. Phorusrhacidae

Conocida popularmente como “Ave del Terror”, se ganó el puesto del ave depredadora terrestre más mortífera que haya existido hace aproximadamente 60 millones de años.

Su tamaño rondaba entre 1 y 2,5 metros de estatura, con la capacidad de alcanzar velocidades de hasta 50 km/h.

Su dieta consistía principalmente en mamíferos de menor tamaño y algunos roedores.

 

20. Pterodaustro

Otra ave familia de los Pterosaurios que vivió durante el período Cretácico Inferior, hace aproximadamente 100 millones de años.

Su principal característica recae en su pico alargado, diseñado para filtrar alimento entre sus más de 500 alargados y filosos dientes.

La forma en la que se mantenía por encima del agua para cazar a sus presas, así como su tonalidad de piel rosada, la asemeja en gran medida a los flamencos que viven en la actualidad.

 

21. Quetzalcoatlus

Es el primo de los Pterosaurios de mayor tamaño que alguna vez surcó los cielos, a pesar de que no poseía plumas y que, debido a su cuello largo, se asemeje más a una jirafa.

Puede alcanzar un tamaño de hasta 11 metros (con las alas extendidas), con unos 5 metros de altura en pie y un peso entre los 200 y 250 kilogramos.

Una particularidad de este dinosaurio recae en que sus alas estaban conectadas entre sus brazos y piernas, teniendo que aletear ambas extremidades para emprender su vuelo.

 

22. Sharovipteryxe

 

Apodado bajo el nombre que vendría interpretándose como “Pies con alas”, se trata de una especie de lagarto planeador que existió durante el período Triásico.

Tal como su nombre lo indica, este dinosaurio poseía la particularidad de utilizar las alas conectadas entre sus patas traseras y parte del torso para volar en alturas bajas.

A pesar de esto, dichos lagartos eran bípedos y podían alcanzar velocidades considerables en su desplazamiento en tierra.

 

23. Stethacanthus

 

Es un familiar extinto de los tiburones de la actualidad y habitó los mares durante el período Devónico Superior, hace más de 350 millones de años.

Fueron peces cartilaginosos de unos 70 centímetros de largo, caracterizado por una especie de yunque que sobresalía del torso, el cual funcionaba como aleta dorsal.

Se cree que este animal hacía uso de dicha particularidad tanto en el cortejo de parejas para el apareamiento, como para defenderse de otros animales de mayor tamaño.

 

24. Tanystropheus

Se trata de un lagarto de grandes proporciones, el cual habitó durante la mitad del período Triásico.

Su principal característica era su cuello largo de hasta 4 metros de largo (más de la mitad de su cuerpo), con el cual podía cazar peces en el agua sin necesidad de sumergirse.

La morfología de estos dinosaurios todavía desconcierta a algunos paleontólogos, debido al tamaño de su cuello en comparación con el resto del cuerpo (de un total de 6 metros).

 

25. Therizinosaurus

Fue un grupo de lagartos herbívoros que habitó durante el Cretácico Superior, hace unos 80-90 millones de años.

Su principal característica recae en que, a pesar de su gran tamaño y garras afiladas, poseían mandíbulas desdentadas que le imposibilitaban el masticar la carne.

Además, se desplazaban en dos patas y poseían un pelaje muy similar a las plumas, por lo que clasificar a esta especie se hizo muy difícil en su momento.

 

Ahora que conoces acerca de estas maravillosas criaturas que alguna vez habitaron nuestro mundo, ¿qué opinas al respecto? ¡Coméntanos cuál ha sido tu favorito!

 

Ver También: