20 Características Del Renacimiento En El Arte

El Renacimiento fue un movimiento cultural que inició en el siglo XV, aunque algunos historiadores  opinan que dio inicio desde el  siglo XIV.

Esta época experimentó un renacer de la conciencia y un renovado interés del hombre hacia todo lo que lo rodeaba y no solo hacia los dogmas o enseñanzas religiosas. Esto produjo una necesidad por expresar lo que la naturaleza manifestaba.

El movimiento abarcó dos períodos: el Quattrocentro (siglo XV) y el Cinquecento (siglo XVI), y fue una etapa de iluminación de las grandes mentes para acceder al conocimiento real de las cosas.

Características:

1.- Se renueva el interés por el arte clásico grecorromano

 

Aparece la tendencia de volver a lo clásico, a lo antiguo, y de analizar lo viejo y traerlo al presente. Se manifiesta en la imitación de las obras arquitectónicas y esculturales propias de la Grecia y Roma antigua.

La valoración que se hace de las obras grecorromanas se fundamenta en la belleza de la figura humana y una interpretación crítica de las obras de arte.

La perfección y equilibrio se vuelven elementos imprescindibles en las creaciones arquitectónicas de la época. Se construyen nuevamente cúpulas, frontones griegos, columnas y pilastras. Los arcos de medio punto también aparecen con frecuencia.

Las obras de la época resultan imponentes por ese pasado grecorromano que se revive en cada piedra tallada, producto de una nueva forma de pensar.

2.- Se realza el antropocentrismo

El cuerpo y el ser humano se convierten en el centro de atención para la creación artística, a diferencia del medioevo, donde el énfasis radicaba en lo relacionado con el ser supremo o la divinidad.

Es el hombre quien fija la mirada sobre sí mismo para representarse a la perfección: el desnudo es la forma más idónea para ello.

3.- La percepción de la belleza apunta a la idealización

La perfección y la simetría en las obras son la llave para crear una belleza ideal.

La desnudez es una muestra de la búsqueda de la perfección y claridad artística: el desnudo es la muestra viva de lo natural y perfecto que es el hombre.

El equilibro, armonía y tranquilidad son elementos que deben prevalecer en las producciones para crear una atmósfera armónica y de paz.

4.- Se retoman los temas mitológicos

El interés por lo clásico condujo a los grandes pintores y escultores de la época a volver sobre los personajes clásicos grecorromanos. Los dioses y diosas, los seres mitológicos y expresiones de la cultura clásica reviven en las creaciones artísticas.

Los temas religiosos también tuvieron un realce, pero para ser proyectados desde una perspectiva más humana y razonada, y no con una excesiva idolatría.

5.- Se evidencia una ruptura en los cánones formales de expresión

Hay una distorsión en la presentación de las figuras. Los espacios mostrados tienden a ser irreales.

El uso de los colores va desde los más claros hasta los más vivos. Este contraste genera una nueva forma de expresión llamada “Manierismo”.

6.- Se incorporan nuevas técnicas pictóricas y nuevos temas

Se utiliza la técnica del claroscuro.

Las obras son tridimensionales: volumen, color y luz. La perspectiva es lineal. La técnica principal es la pintura al óleo.

La innovación constante de la técnica es una característica renacentista por excelencia.Los temas planteados son los mismos que en otras formas de arte: mitológicos, humanos y religiosos.

7.- La escultura renacentista vuelca su interés a las formas proporcionadas y una excesiva valoración del cuerpo humano

Se exhiben esculturas armónicas con el espacio que ocupan.

El cuerpo humano es la figura central de expresión, no para contar una historia, sino para representarse a sí mismo en todo su esplendor.

En esa búsqueda por realzar la figura humana, se retoma el desnudo como la forma de expresión más primitiva y pura del hombre.

8.- Libertad interpretativa en la creación artística

Aun cuando exista un vínculo económico con el mecenas (persona que patrocina al artista), los pintores y escultores de la época gozaban de la libre expresión para crear y recrear sus obras.

9.- La naturaleza adquiere importancia

Las obras renacentistas centran su atención en la naturaleza. El nuevo énfasis en la razón obliga a observar todo lo que nos rodea.

Las descripciones de la naturaleza son asombrosas. Se detalla cada parte del objeto natural y se busca su perfección a través del arte.

Se prescinde de la figura endiosada, para dar vida a objetos propios de la naturaleza.

10.- Predominio del relieve pictórico y escultural, junto con el bajo relieve

Se caracteriza por la expresividad y la perfección en las formas. Los personajes y las escenas se representan frontalmente.

El relieve en la arquitectura jamás aparece vacío. Las diversas técnicas -como el relieve, bajo relieve, alto relieve- cobran vida en el lienzo y en la piedra.

11.- En el Cinquecento (siglo XVI) se le da mayor importancia al contenido

Ya no resulta relevante la técnica utilizada. La pintura deja de imitar a la escultura.

Se prescinde de la perspectiva lineal para dar paso a la perspectiva aérea. Importa más lo que se transmite que la forma en que se hace.

12.-  En el Cinquecento es la figura femenina la protagonista de las obras

En el Quattrocento (siglo XV) la figura dominante fue la masculina.

Ahora es la mujer la muestra de la humanidad en su máxima expresión de belleza y perfección.

Es la mujer, figura denigrada en la Edad Media, la que se fortalece en esta nueva apertura de pensamiento.

13.- Predominio del dibujo sobre el color

Hay obras de arte, como las de Miguel Ángel, donde se evidencia una supremacía de un dibujo definido.

Las figuras tienen mucho volumen y adquieren un carácter escultórico. Importa más lo que se va a expresar que el cómo se hará. El juego de colores pasa a un segundo plano.

14.- En las esculturas resalta la tensión corporal

Los cuerpos son musculosos y claramente definidos. La mirada es penetrante.

Los rasgos son de luchadores listos para el combate. Las esculturas muestran una visión de hombres gladiadores que nos remontan a la época grecorromana.

15.- La obra arquitectónica más importante es la Basílica de San Pedro

Hecha por Bramante y Miguel Ángel, junto con la Capilla Sixtina, es una imponente obra religiosa de la época.

Muchos coinciden en que El Vaticano es la tierra sobre la cual se erigieron las más impresionantes obras arquitectónicas renacentistas.

Las obras hechas en templos religiosos reviven la espiritualidad en el hombre, pero con una visión más terrenal.

La mampostería y otros recursos más ricos (como el mármol) se usan para los interiores. Para los exteriores, pintura.

16) El pintor renacentista debía tener conocimientos históricos, mitológicos y teológicos

Las obras pictóricas de la época estaban impregnadas de temas ancestrales, vinculados con la mitología y la teología.

Muchas pinturas reviven pasajes de personajes clásicos de la Literatura Universal, sobre todo de la grecorromana.

El lienzo se vuelve el papel sobre el que se reescriben las historias bíblicas más destacadas.

El arte se convierte en un medio para recrear las historias del pasado y con la luz del conocimiento que inspiró los grandes inventos de la época.

17) La pintura profana se introduce impetuosamente

Se retratan efigies que muestran el saber: antiguas y modernas. Se realizan representaciones paganas ajustadas al cristianismo.

En ese afán de revelación al teocentrismo, se vuelca el arte a expresiones contrarias a los principios religiosos.

El erotismo se expresa a través de las creaciones pictóricas.

18) La escultura se impregna del ideal de vuelta a la antigüedad

Con la inspiración en la naturaleza, el humanismo se centra en el hombre y, el idealismo, en las formas expresivas. La escultura entonces, toma la forma de cuerpos humanos idealizados.

19) El arte renacentista es realista

Trata de apegarse con extremo cuidado a una realidad lo más justa posible. No busca fijar su atención en una deidad como centro del mundo.

Las formas humanas mostradas a través de la pintura y escultura no buscan perfeccionar la figura del hombre, sino mostrarla tal cual es: al desnudo.

La observación constante del entorno hace que el artista renacentista fije su mirada en cada detalle de lo que lo rodea para luego expresarlo en sus obras.

20) Existe un afán por la renovación constante

La sociedad cambia, se torna más materialista, más objetiva y con una visión capitalista.

La fluctuación entre lo humano y terrenal conduce al hombre a una búsqueda constante del cambio en su percepción del mundo y de las cosas que lo rodean.

Por tantos siglos estuvieron sumidos en la oscuridad de lo viejo, de lo antiguo y de lo caduco que es imprescindible volcar la vista a lo novedoso.

 

La mayor contribución renacentista se concentra en las obras artísticas producidas por el hombre en su intento indomable por rebelarse al teocentrismo.

Las obras de la Edad Media y del Renacimiento se diferencian mucho, porque las creaciones renacentistas muestran una luz correspondiente con el libre pensamiento que se despertó en este período.

Las artes son una forma de expresión del pensamiento y de la realidad. No existe limitación artística, la innovación constante permite variar las técnicas.

 

¿Te ha gustado el artículo? Danos tu opinión. Es muy valiosa para nosotros.

 

Referencias

Guisepi, R. A. Beginning And Progress Of The Renaissance. University of California. Disponible en: http://history-world.org/renaissance.htm

Tiposdearte (2017). El arte renacentista. Disponible en: https://tiposdearte.com/que-es-el-arte-renacentista/

 

 

Ver También: