Cómo Hacer Tu Proyecto De Investigación De la Forma Correcta

El proyecto de investigación es un trabajo sencillo en el cual estudias un problema específico y aportas las soluciones pertinentes en función a tus resultados.

Es realmente más simple de lo que todos creen y en este posT te daremos las claves para hacer tu proyecto de investigación de forma rápida, organizada y exitosa.

1.-Selecciona un tema y genera una interrogante

Para investigar debes tener una idea clara del tema que quieres trabajar. Este tema debe relacionarse con tu área de estudio o con tus intereses personales y debe generar un aporte en el campo de investigación al cual pertenece.

De poco te sirve investigar sobre un tema trillado y ya solucionado por otros investigadores. Así que tienes que ser creativo y seleccionar un tema que aporte una solución a un problema determinado.

Ya tengo mi tema ¿Y ahora qué?

El siguiente paso es generar la interrogante clave de la cual surgirá todo lo demás. El proyecto de investigación debe responder a una pregunta, un problema que amerita una solución y requiere de un proceso para encontrarla.

De esta interrogante surgirá luego el título del trabajo, el planteamiento del problema, la justificación y los objetivos de la investigación.

2.-Coloca un título y especifica tu problema objeto de estudio

Una vez generada la interrogante principal, derivamos de ella el título del proyecto y comenzamos con la redacción o planteamiento del problema objeto de estudio, es decir, del caso que te has propuesto investigar.

En esta parte debes explicar detalladamente la situación sobre la cual trabajarás.

3.-Justifica tu proyecto

Seguidamente, elaboras la justificación del proyecto; este es el momento de defender tu propuesta de investigación, las razones por las que es viable y necesario investigar al respecto.

De esta justificación depende en gran medida la aceptación por parte del tutor o asesor del trabajo, así como la aprobación del jurado.

4.-Crea objetivos acordes a la investigación

El siguiente paso corresponde a los objetivos, de ellos depende cómo desarrollarás tu investigación. Con el objetivo principal englobas el área general del objeto de estudio, mientras que en los objetivos específicos delimitas o especificas las acciones a seguir.

Es importante recordar que los objetivos obedecen al para qué de la investigación: lo que quieres lograr. Por ello deben ir enlazados al tema de estudio y proponer acciones concretas para el desarrollo de la investigación.

Los objetivos de la investigación siempre deben redactarse iniciando con un verbo en infinitivo, esto es: verbos terminados en ar, er, ir, como explorar, extraer, discernir; y luego explicar la situación que se pretende estudiar.

Igualmente, el verbo utilizado debe enmarcar la investigación en un nivel ya sea exploratorio, descriptivo o factible.

¿Ya has creado todo esto? ¡Excelente, ya tienes el primer capítulo!

Lo creas o no, con la redacción del problema, la justificación y los objetivos ya habrás logrado tu primer capítulo, ¿qué sigue ahora?, digamos que la carpintería.

Dependiendo del tipo de investigación que hayas seleccionado o que sea favorable para tu proyecto, todo lo que sigue es trabajar e investigar.

Los siguientes capítulos comprenden la investigación documental y el tipo de investigación, es lo que comúnmente se conoce como el Marco Teórico y Marco Metodológico.

5.-Revisión de la literatura: El Marco Teórico

En este paso debes revisar la literatura concerniente a tu temática de investigación, los antecedentes previos a la misma, que son las investigaciones de otros autores, artículos de prensa sobre el tema, las bases legales si fuese el caso, así como el sistema de variables e hipótesis, de ser necesarias.

6.-Elección de la metodología: El Marco Metodológico

Aquí se condensa el tipo y diseño de la investigación; si es científica o cualitativa, descriptiva o documental. Si corresponde a un diseño de investigación acción o si es un proyecto factible.

Todo esto te permitirá tener un mayor control de tu trabajo y encaminar la investigación del modo adecuado a tu tema objeto de estudio.

En esta parte del trabajo debes explicar también la modalidad de estudio y, lo que es muy importante, la población y muestra a atender así como las técnicas en instrumentos de recolección de datos.

Una de las grandes preocupaciones que presentan los investigadores es no saber qué tipo de instrumentos y técnicas de recolección de datos utilizar: escoger erróneamente uno de ellos puede significar no obtener resultados válidos en tu investigación.

Entre las técnicas de recolección de datos destacan: la observación, la encuesta y la entrevista. Y en el caso de la investigación documental: el fichaje, el sub rayado y el análisis.

Entre los instrumentos puedes escoger entre una variedad -desde cámaras fotográficas y grabadoras- para registrar el proceso con imágenes, grabar las entrevistas a los informantes claves, el cuestionario, una guía de entrevista así como lista de cotejo o baremos para evaluar los datos obtenidos.

7.-¡Estructura el tiempo!

el cronograma de investigación

En todo proyecto de investigación es vital contar con un cronograma de trabajo bien estructurado en función al tiempo que tienes para realizar la investigación y el proceso mismo de indagación, creación y redacción de los capítulos teóricos, revisión de la bibliografía, elaboración de las estrategias y aplicación de las mismas.

Sin un plan de trabajo estructurado en un tiempo específico de acción, corres el riesgo de procrastinar y de atrasarte en la prosecución de tu estudio.

¡Sé realista! Pretender que en un lapso corto vas a alcanzar todos los objetivos de tu proyecto es una ilusión por demás frustrante.

Lo ideal es que estipules un período acorde para el desarrollo de la investigación, las acciones a realizar, la recolección de datos, el análisis de los mismos y la redacción del trabajo.

8.-La recolección de la información

El siguiente paso consiste en el análisis de los datos obtenidos en la investigación. Seguramente te estarás preguntando ¿cuándo obtuve esos datos?

Otro error característico de los nuevos investigadores en un proyecto es dejar el proceso de recolección de datos para el final.

Bien por confusión o por falta de tiempo, por tener que abordar los aspectos teóricos del trabajo, la recolección de los datos pasa a un segundo plano cuando realmente debe ser parte del primero. ¡No caigas en tu propia trampa!

Desde el momento que has seleccionado un tema de investigación y has delimitado tu campo de estudio, estás haciendo observación, a partir de ese momento ya estás recogiendo datos para tu trabajo.

Cuando conversas con las diferentes personas implicadas en el proceso, o les haces entrevistas aunque no sean estructuradas, ya estás obteniendo datos.

Si en el marco del proceso de investigación realizaste visitas de campo a algún sitio, o aplicaste un instrumento a un grupo, todo ello genera datos que luego deberás analizar.

Es probable que una vez llegado el punto del análisis te des cuenta de otro error: no hiciste anotaciones en ninguna de tus actividades. De todos los errores del investigador principiante este es el mayor y más perjudicial para el proceso de investigación.

Siempre debes llevar un cuaderno de registro ¡Siempre!

En él, debes registrar todo lo concerniente a tu trabajo, lo que observaste cada día, la impresión de los involucrados, los recursos usados y las actividades realizadas, las entrevistas, los comentarios, todo.

Incluso debes agregar aquí las impresiones o comentarios de tu tutor, pues esto te ayudará a re direccionar el rumbo del trabajo de ser necesario.

Olvídate de tu memoria. No importa si tienes memoria fotográfica, siempre ten a mano tu cuaderno de registro y anota en él todo lo concerniente a la investigación con fechas.

9.-Presentación y análisis de los resultados 

 

Según el tipo y diseño de la investigación que hayas seleccionado. variará el sistema de análisis. Lo básico siempre es organizarlos y categorizarlos en función a nuestras interrogantes y objetivos de estudio.

Se puede elaborar una matriz para tabular la información y presentar en tablas y gráficos los datos reunidos. El análisis siguiente se realiza tanto de modo estadístico como descriptivo a fin de explicar los hallazgos encontrados.

 

 

10.- Las conclusiones

Posterior al análisis de los resultados, se procede a la elaboración de las conclusiones, en esta sección debes presentar las conclusiones a las cuales llegaste en tu investigación, los problemas que se presentaron, los logros y alcances de la misma.

En este punto debes también mencionar tus recomendaciones para el abordaje de la investigación a los futuros investigadores en el campo así como las limitaciones que tuviste y cómo pudieran solventarlas los próximos investigadores.

¡Disfruta el proceso!

¿Te ha parecido cansado o tedioso el proceso de investigación como te lo he descrito? No ¿verdad?

Cuando te organizas debidamente y te dedicas a investigar un tema que te gusta, el proceso, más que tedioso, puede resultar estimulante y divertido.

Lo mejor de todo es que no sólo cumples con una tarea necesaria para avanzar en tus estudios, sino que ahondas en un problema real existente en la sociedad y aportas soluciones en función a tus resultados.

Lee cuáles son los 5 pasos principales para hacer el proyecto de investigación

Lee cómo es la estructura de un proyecto de investigación

Lee cuáles son los tipos de proyectos de Investigación

Lee los ejemplos de proyectos de investigación

¡Investigación es acción!

Cuando inicias un proceso de investigación, estás adentrándote en un mundo de actividad constante pues no sólo se trata de la revisión documental para sustentar tu propuesta sino de realizar una serie de actividades propias de cada trabajo en función al tema abordado.

Por ello, procura no estancarte en el proceso ni dejes de hacer cosas por desconocimiento. Ante las dudas, consulta con tu tutor, que es el encargado principal de guiarte por el camino de la investigación y recuerda los puntos clave:

  1. Selecciona un tema y genera una interrogante
  2. Coloca un título y especifica tu problema objeto de estudio
  3. Justifica tu proyecto
  4. Crea objetivos acordes a la investigación
  5. Revisión de la literatura: el Marco Teórico
  6. Elección de la metodología: el marco metodológico
  7. Estructura el tiempo
  8. La recolección de la información: el cuaderno de registro
  9. Presentación y análisis de los resultados
  10. Las conclusiones

¡Una investigación exitosa!

Siguiendo cada uno de los pasos como te los he presentado, no tendrás mayores complicaciones al momento de realizar tu proyecto de investigación. Organízate, elije un tema que te apasione y en el que puedas aportar una solución real y disfruta el proceso mientras aprendes.

Una investigación se considera exitosa cuando ha logrado aportar soluciones reales al problema planteado como objeto de estudio y sus investigadores han sabido aprovechar cada paso del proceso.

¿Te ha gustado esta sencilla explicación sobre cómo hacer tu proyecto de investigación? ¡Dime tus opiniones en los comentarios!

 

Recursos para hacer tu proyecto de investigación

Lee cuáles son los 5 pasos principales para hacer el proyecto de investigación

Lee cómo es la estructura de un proyecto de investigación

Lee los ejemplos de proyectos de investigación