Cómo Hacer Una Autobiografía Paso A Paso – [Tutorial Para Principiantes]

En algún momento de tu vida estudiantil, profesional e inclusive en la terapia psicológica, te vas a enfrentar a la necesidad de escribir una autobiografía.

Hablar sobre quién eres, qué has hecho a lo largo de tu vida o, al menos, señalar aquello que consideras sobresaliente de tu historia personal, no sólo te ayuda a cumplir un requisito, también puede ayudarte a conocerte.

Para hacerlo bien, existen ciertos factores que debes considerar para quedar satisfecho tú y también para satisfacción de quien te lea. Recuerda que lo primero que permite que una autobiografía -como cualquier otro tipo de texto- sea un buen texto, es su orden y su claridad.

 

¿Qué es una autobiografía?

Imagina que te encuentras una tarde de verano en compañía de tu abuela revisando el álbum familiar y descubres que hay muchas fotografías en las que apareces y en las que puedes encontrarte a ti mismo y todos los cambios que has experimentado a lo largo de tu vida desde que eras un bebé.

Al encontrar las fotografías, decides ordenarlas por fechas y lugares y, de este modo, te das cuenta que hay muchas historias personales qué recordar y qué contar. En esencia de eso trata una autobiografía.

 

La autobiografía es el texto en el cual una persona narra las historias de su vida personal desde su nacimiento hasta el momento en el que escribe.

La palabra tiene su origen en el griego y significa escritura sobre la vida de uno mismo; entonces, eres tú y sólo tú el autor de tu autobiografía.

Para que puedas escribirla, hay algunos datos esenciales que debes considerar y un orden deseable que te puede ayudar a lograr una extraordinaria historia de vida personal.

Antes de comenzar a escribir tu autobiografía

Siempre, antes de comenzar a escribir, es ideal que redactes un plan de escritura en una hoja blanca, una ficha, un trozo de papel reciclado, una página de tu procesador de textos o una servilleta de papel, lo importante es siempre planear para tener una ruta que te permita escribir.

La primera parte de ese plan y luego de tu escrito debe ser una introducción en la que señales las razones o motivaciones de escribir tu autobiografía y también la finalidad para la que has escrito.

La clave de esto es que logres hacer interesante lo que escribes, que captes toda la atención de quien te lea, seas tú mismo, tu terapeuta, tu profesor o tu posible jefe. En un párrafo puedes lograr escribir esto perfectamente.

Ese plan debe convertirse en una serie de notas que te permitan desarrollarlas a lo largo de tu autobiografía. Y esas notas puedes ordenarlas en las partes tentativas de lo que vas a escribir, por ejemplo:

  • Mi nacimiento y mis primeros años
  • Mi infancia en Guadalajara y mi vida en el colegio
  • Mi juventud y mi primer salida de casa
  • La universidad y mi independencia
  • Yo, Julia y nuestra nueva familia
  • La ruptura y el nuevo comienzo

Vale mucho la pena que consideres que es importante que los apartados o subtítulos de tu autobiografía coincidan con momentos centrales de tu vida o etapas claramente definidas, lo cual ayudará mucho al orden.

Investiga sobre ti mismo

Cuando ya has definido en tu plan por medio de notas y/o de apartados centrales, cómo es que vas a escribir tu historia personal, llega el momento de que investigues un poco sobre ti mismo con tu familia, en primer lugar, o con aquellos que te han acompañado en esos momentos de tu vida.

Pero también debes recordar que hay eventos históricos, económicos, políticos, culturales o deportivos que tienen relación contigo o que son causa de aquello que has vivido, por lo que sería bueno que estuvieran ahí reflejados porque ayudan a ubicarte en el tiempo y el espacio, por ejemplo:

En el año de 2016 mis padres y yo nos mudamos a nuestra nueva casa en Guadalajara y lo hicimos a una casa que estaba un poco alejada de las líneas de metro de la ciudad, pero para ese año ya estaba en marcha la creación de una nueva línea que pasaría muy cerca, ¡a sólo cien metros!, y eso nos permitió que en poco tiempo pudiéramos transportarnos con facilidad a otras partes de la ciudad, por lo que pude estudiar una carrera que se ofertaba en una universidad lejana, pero a la que sólo tardaba25 minutos en llegar.

Así, además de datos muy personales, puedes agregar datos que, aunque no sean acciones tuyas, sí influyeron en tus decisiones y las de tu familia.

Lee también nuestra guía sobre para qué sirve escribir una autobiografía

Quién te va a leer… qué debes resaltar

Al momento de escribir algo, en todos los casos, debemos de considerar a nuestros lectores posibles: aquella o aquellas personas a las que le vamos a mostrar lo que escribimos y con qué finalidad lo leerán.

Así pues, recuerda siempre que es importante que tu autobiografía se organice de acuerdo con lo propuesto arriba, pero también que lo haga de acuerdo con la finalidad de la misma.

Si es una autobiografía escolar, tendrá lectores y finalidades distintas a una autobiografía terapéutica y, por tanto deberás subrayar datos distintos.

En un caso los que el profesor te señale o los que te parezca pertinente que él lea, lo mismo que con el terapeuta, quien seguro te pedirá que te concentres en algunos elementos muy específicos para poder desarrollarlos después en las sesiones de trabajo.

Tipos de autobiografía 

Existen dos tipos básicos de autobiografía:

  • Generalista: en ella escribes información sobre ti sólo ordenada cronológicamente y en ella anotas todo lo que quieres sin que haya ningún tipo de filtro sobre la información que ahí viertes. Lo que quieres contar, eso es lo que está.
  • Temática: este tipo de autobiografía se concentra en elementos de tu propia vida que tratan de un aspecto en específico; por ejemplo una autobiografía educativa, lectora, médica, económica o laboral. También puede tratar de un hecho particular de tu vida y todo lo que gira en torno a él, por ejemplo una autobiografía centrada en tu boda o en una operación.

En tu infancia está el comienzo obligado

La autobiografía tiene una forma de comenzar deseable, que por la infancia. Luego de escribir esa breve introducción de un párrafo en la que señales los porqué y para qué de tu texto, lo que sigue es el primer apartado, en el que deben de aparecer como inicio tus datos personales de nacimiento.

Narra cuándo y dónde naciste y alguna anécdota o dato sobresaliente del hecho que permita que tu autobiografía no se convierta en una lista de fechas y eventos que puedan enunciarse en un renglón.

Algunas preguntas que te pueden guiar

Una de las formas más fáciles de crear el plan y luego escribir la autobiografía está en hacerte preguntas que te permitan ordenarla y darle claridad.

Las preguntas son, pues, una suerte de estímulos para escribir que te permiten, a manera de respuesta, avanzar en la escritura.

Por esto, como una buena manera de terminar esta entrada que espero que te haya servido, te propongo una serie de cuestionamientos que pueden ser el arranque de tu próxima autobiografía con todo lo necesario:

  • ¿Cuando nací y en qué lugar?
  • ¿Qué me han contado mis padres u otros familiares sobre mi nacimiento?
  • En mis primeros años de vida ¿cuáles son las aventuras que mejor recuerdo o de las que más me hablan quienes convivieron conmigo?
  • ¿Cómo celebrábamos las fiestas en mi familia: cumpleaños, navidad o vacaciones?
  • ¿A qué le temía en mi infancia?
  • ¿Cuál era mi comida favorita y cuál la que menos me gustaba?
  • ¿Qué es aquello sin lo que no podía dormir y quién me lo regaló?
  • ¿Quiénes fueron mis mejores amigos y qué recuerdos conservo de ellos?
  • Cuando entré el jardín de niños ¿qué tal la pasé?
  • ¿Cuáles fueron los regalos de navidad o de cumpleaños que más quise u odié?
  • ¿Quiénes son las personas que más quise cuando niño?
  • ¿A quién perdí cuando niño que me doliera o me duela hasta hoy?
  • ¿Cuál es ese viaje que nunca podré olvidar?
  • ¿Qué hacia durante mis vacaciones escolares?
  • ¿Qué tal me fue con mis maestros y compañeros de la escuela?
  • ¿Hay algo que hice de lo que me arrepiento?
  • ¿Qué significó para mí el paso a la adolescencia?
  • ¿Quién fue mi primer amor?
  • ¿Cuál fue mi primer gran pelea o discusión?
  • ¿Cuáles son las fechas más importantes en mi vida y por qué?
  • ¿Cómo me fue en mi paso por las diferentes etapas escolares y diferentes colegios?
  • ¿Qué personas conservo desde mi infancia?
  • ¿A quiénes ya no y por qué?
  • ¿Cómo me fue en mi primer trabajo y en los posteriores?
  • ¿Por qué decidí estudiar lo que estudié y dónde lo hice?

Hay muchas otras preguntas que puedes responder, pero lo importante es que decidas tú con base en los criterios que arriba de propongo, aquellas preguntas que vale la pena hacerse y que son importantes de resolver para poder escribir una autobiografía completa.

Por lo pronto, espero que esta guía de cómo hacer una autobiografía te haya servido y que recuerdes los pasos a seguir: un plan, unas notas sobre ese plan, investigación sobre tu propia vida, identificación de aquello a resaltar de acuerdo a quién te va a leer y ¡manos a la obra!

 

Ver También: