Las Top 20 Consecuencias Económicas de la Segunda Guerra Mundial

Una fecha que cambió el rumbo de la humanidad fue el 1 de septiembre de 1939, día en que la Alemania Nazi de Hitler invade Polonia y se declara oficialmente la Segunda Guerra Mundial directamente contra Francia y Reino Unido.

Desde entonces, solo los historiadores y unos pocos sobrevivientes que se mantienen con vida en la actualidad pueden comprender la magnitud de las atrocidades que se cometieron.

Pero más allá del factor político y social, también en materia de economía la Segunda Guerra Mundial fue determinante para nuestro estilo de vida hoy en día.

Para ilustrar esto, a continuación te mostraré un top con las 20 principales consecuencias que nos dejó la Segunda Guerra Mundial en el ámbito económico.

1. Fortalecimiento de la industria bélica

Lo que podría parecer a simple vista una ventaja, en verdad resultó siendo más una desventaja para los habitantes de Europa y el mundo.

Una vez concluida la guerra, durante el tiempo de transición a la llegada de la paz, resultó muy difícil el cambio de potenciar la industria de las armas a potenciar el resto de los sectores dedicados a los bienes y servicios.

En países como Estados Unidos y la Unión Soviética, el desarrollo de armas letales continuó siendo piedra angular de su economía, debido a que veían llegar posteriores conflictos en un futuro remoto (los cuales llegaron).

2. Retorno de la hambruna en el mundo

Un problema que no había aquejado a Europa desde el siglo XVIII, regresó para convertirse en uno de los principales malestares de la población en general: el hambre.

Debido a que los intereses del Estado estaban más orientados en financiar el armamento de defensa, el sector de la agricultura pasó a un segundo plano, dejando así cosechas enteras sin ser aprovechadas.

Los bombardeos y las constantes invasiones habían vuelto prácticamente infértil un porcentaje significativo de la tierra agrícola, en países tanto de Europa oriental como occidental.

El mismo fenómeno ocurría en países como Japón e incluso en mayor escala en China, donde millones de personas murieron a consecuencia de la hambruna colectiva.

3. Consolidación de nuevas potencias mundiales

Al término de la Primera Guerra Mundial, la posición de Francia, Reino Unido y Alemania como máximas potencias del mundo habían quedado en duda. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la máxima potencia del mundo era una sola: Estados Unidos.

Las llamadas antiguas potencias habían quedado sobrepasadas por los Estados Unidos por varios motivos, pero el primero de ellos fue que la Segunda Guerra Mundial poco tuvo que ver con el Nuevo Continente.

Como consecuencia, los estadounidenses sufrieron pocos daños colaterales en su territorio, permitiendo que su economía no parase de crecer.

4. Creación de la Organización de Naciones Unidas (ONU)

A raíz de la firma del Tratado de Versalles al terminar la Primera Guerra Mundial, en 1919 surgió la llamada Sociedad de Naciones, la cual pretendía agrupar a los países del mundo para así mantener relaciones diplomáticas más sólidas.

Sus métodos para mantener la paz fueron poco eficientes, siendo incapaces de evitar que estallase la Segunda Guerra Mundial, por lo cual quedó finalmente disuelta.

Sin embargo, en 1945, 50 países del mundo firmaron el tratado de San Francisco al poco tiempo de haber concluido la guerra, creando así la Organización de Naciones Unidas.

A diferencia de su antecesor, la ONU ha sido un cuerpo crucial para las relaciones comerciales y diplomáticas del mundo, albergando en la actualidad a más de 190 países.

5. Consolidación del Estado de Israel

Como consecuencia del Holocausto y el éxodo masivo de sus viviendas, los judíos habían quedado vagando por el mundo, habiendo quedado destruido todo su patrimonio cultural y su tierra santa prometida.

Para solventar esto, entre Estados Unidos y Reino Unido se hicieron planes para ceder un territorio (ocupado entonces por los británicos a los judíos), provocando así una migración en masa. Esto llevó a la consolidación del estado de Israel.

Sin embargo, al ser frontera con Palestina, precursores del Estado Islámico y los choques de cultura impuestos uno al otro han sido tales, que la guerra para exterminar al rival y ocupar la totalidad del territorio se mantienen hoy en día.

6. División de territorios

Con la derrota de Japón y Alemania, Estados Unidos y la Unión Soviética pasaron a ser las nuevas máximas potencias del mundo. Por eso y por su desempeño crucial en la guerra, a ellos les correspondía la parte más significativa de territorios en reclamación.

Por un lado, Estados Unidos tomó control principalmente de territorios de Europa occidental, así como el control en Asia en el caso de Corea del Sur, promoviendo siempre en ellos la ideología capitalista.

Por otra parte, la Unión Soviética tomó dominio de Europa oriental (como Hungría, Albania, Polonia, entre otros), así como ejerció fuerte influencia en Vietnam y Corea del Norte, imponiendo regímenes comunistas en los distintos territorios.

Pero lo más relevante fue la división del territorio Alemán, con una República Alemana Federal occidental (capitalista) y una República Democrática Alemana oriental (comunista).

7. Desarrollo de armas nucleares

La Segunda Guerra Mundial llegó a su final a partir de los ataques nucleares, llevados a cabo por los Estados Unidos, a Hiroshima y Nagasaki (Japón).

Desde que el mundo contempló cuán letal puede ser una bomba nuclear, así como su capacidad para definir una guerra, se entiende que quien posea armas nucleares es un aliado o enemigo potencial.

Aunque las armas nucleares estén controladas por la ONU y los principales países poseedores de este armamento (Estados Unidos, Francia, Inglaterra, China y Rusia) hayan firmado un acuerdo de no proliferación de armas nucleares, se sabe que igualmente continúan en su desarrollo para potenciales guerras.

8. Aplicación del Plan Marshall

Tomando en consideración los estragos masivos que había dejado la Segunda Guerra Mundial en Europa, Estados Unidos implementó un programa de comercialización y ayuda económica, denominado Plan Marshall.

Su nombre fue otorgado por el secretario de Estado, George Marshall, que años siguientes sería galardonado con el premio nobel de la paz debido a sus actos humanitarios.

Dicho programa destinaría más de 12 mil millones de dólares para la reconstrucción de infraestructuras afectadas por los bombardeos y cañones de guerra.

Su implementación beneficiaba a Estados Unidos en el sentido de que vendería el capitalismo como una solución a los problemas de Europa, estando ellos en una posición temerosa de la rápida influencia que ejercía el comunismo en Oriente.

9. Poder industrial en polos políticos opuestos

No solo en cuanto a la ocupación de territorios fueron considerados los Estados Unidos y la Unión Soviética como las máximas potencias en el mundo, sino también en el terreno industrial.

Ambos países iniciarían una profunda rivalidad en el desarrollo de productos y servicios que ofrecerían a sus países vecinos, caracterizados principalmente por el automóvil.

10. Migración masiva de potencial humano

La migración masiva no solo se limitó a los judíos, sino a toda la población europea en general, en búsqueda de países que les abrieran las puertas para poder así reconstruir sus vidas.

Algunos países latinoamericanos, como Argentina, México y Venezuela, recibieron a una cantidad considerable de inmigrantes, pero nada comparado a aquella que vivió Estados Unidos.

Esto, aunque significaba un aumento en la densidad de población, se veía reflejado en un crecimiento de la oferta laboral y, por tanto, un crecimiento en la economía interna del país.

11. Cambios en el control de las reservas del oro

Como resultado de su alta prosperidad económica, Estados Unidos sabía que debía invertir en otros sectores más allá de las armas. Si bien el desarrollo de bienes y servicios era necesario para el mundo, no generaban ganancias tan elevadas como otros mercados.

El petróleo y la industria automotriz fueron alternativas bastante provechosas, pero al final fue el mercado del oro la mejor inversión en la que podían poner su dinero.

Para mediados de 1940, Estados Unidos poseía dos tercios de las reservas mundiales de oro, lo cual los consolidaba todavía más como máxima potencia.

12. Surgimiento de la Guerra Fría

Si Estados Unidos sabía que era fundamental continuar invirtiendo en la industria de las armas, es porque veía la amenaza de la Unión Soviética y la influencia de una política diametralmente opuesta a la capitalista, ganando terreno.

La lucha por el control de los territorios custodiados, las drásticas diferencias entre las dos divisiones de Alemania y las amenazas constantes de un ataque nuclear (que nunca llegó), llevaron a ambas potencias a una guerra indirecta de casi 40 años de duración.

Sin embargo, la conclusión de esta guerra también tuvo resultados opuestos para la economía de ambos países; mientras que a Estados Unidos le brindó mayor prosperidad, a la Unión Soviética le trajo crisis y su posterior disolución.

13. Cambio en la alimentación del mundo

La cultura del consumo y los placeres momentáneos fue uno de los efectos colaterales producidos por el esparcimiento del capitalismo en el mundo, modificando principalmente la alimentación de las personas.

En este sentido, el comercio de la comida rápida —a partir de establecimientos como McDonald’s— se esparció rápidamente durante los años 40, revolucionando los modelos de restaurantes tradicionales.

Se cree que esta es una de las principales causas del declive en la salud promedio de los habitantes más relacionados con la cultura capitalista.

14. Surgimiento de otros organismos de cooperación económica

La ONU no fue el único organismo que reuniría a diversos países con objetivos en común, también se formarían otras alianzas con intereses tanto políticos como económicos.

Entre los principales, surge la OTAN (como aliados de Occidente contra el comunismo) y el Pacto de Varsovia (como los países de Europa del Este contra el capitalismo).

Surge también la Organización Europea de Cooperación Económica, como parte del Plan Marshall, para la coordinación de la actividad económica.

Y en cuanto al mercado aduanero, surge Benelux (solo entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo) y el Mercado Común Europeo para el resto de los países de Europa occidental.

15. La inversión en nuevas tendencias tecnológicas

El poder político y la prosperidad económica de países como Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Soviética les permitieron redefinir las barreras tecnológicas establecidas.

Las antiguas y nuevas potencias se concentraron tanto en el desarrollo de nuevos inventos (como televisores y aparatos eléctricos), así como en el mejoramiento de otros aparatos relacionados con las redes de comunicación.

Sin embargo, sin duda alguna, el invento más relevante y mejor capitalizado que fue desarrollado durante y después de la guerra es el computador, convertido en eje central de la vida cotidiana actual.

16. Formación de la Liga Árabe

Percatándose de la unión de los países de Europa occidental y oriental, muchos países árabes se vieron en la necesidad de unir fuerzas por si se vieran comprometidos en un conflicto bélico.

Por lo tanto, en 1945, se formaría una coalición de aliados conformados principalmente por Egipto, Irak, Siria, Líbano, Arabia Saudita, Transjordania y Yemen.

Este grupo, bautizado con el nombre de Liga Árabe, promovió posteriores roces con los judíos a causa de la consolidación del estado israelí.

17. Movimientos de descolonización

El final de la guerra trajo como consecuencia el fin de los pocos imperios coloniales que se vivían principalmente en África y Asia.

Durante los conflictos, naciones como Francia, Holanda y Reino Unido movilizaron tropas a las batallas aunque esto significase dejar vulnerable colonias en Indonesia, India, Ceilán, Birmania y Malasia.

Como resultado, ocurrieron dos oleadas de movimientos independentistas a lo largo de ambos continentes; una primera gran ola en Asia en 1950 y una segunda gran ola en África en 1955.

Esto supuso una pérdida de materia prima importante para dichos países europeos, sobre todo en cuanto al comercio de metales preciosos.

18. Uso de la energía nuclear

El tratado de no proliferación de armas nucleares impedía el desarrollo de armamento, mas no su uso en otras áreas de aprovechamiento.

Esto conllevó a la invención de generadores de energía más eficientes que conocemos todavía en la actualidad en cuanto a termodinámica: los reactores nucleares.

Y aunque todavía queda mucho por aprender en este campo, para evitar eventos indeseados (como contaminación ambiental y el famoso incidente de Chernóbil), la energía nuclear puede convertirse en el futuro de la humanidad.

19. La ocupación de Japón

Mientras que otros estados asiáticos se independizaban a consecuencia de su derrota durante la Segunda Guerra Mundial, Japón pasó a ser ocupada por los estadounidenses.

Aunque esto supuso que Japón dejase de ser una república independiente por algunos años, también trajo el desarrollo de un modelo económico capitalista fundamental para su reconstrucción.

Luego de la cesión del territorio nuevamente a los japoneses, el resultado de dichas reformas económicas todavía se mantiene, haciendo de Japón una de las principales potencias del mundo moderno.

20. Universalización de los derechos del hombre

Tras los estragos y la violación de derechos humanos a un sector específico de la población, se tomaron las medidas necesarias para fomentar el respeto al hombre sin importar su raza o ideologías.

Esto fue ratificado bajo un tratado de derechos humanos firmado por todos los países miembros de la ONU, en donde se evita que se sufra un daño a la humanidad de tal magnitud.

Si bien esto pueda parecer un aspecto más social que económico, lo cierto es que no pasó mucho tiempo hasta que estas medidas también fueron llevadas al campo laboral.

Como resultado, mujeres, hombres de color y otras personas que antes entraban en el grupo de minorías obtuvieron el mismo trato laboral que el hombre común.

A partir de estas 20 consecuencias, la economía en el mundo adoptó la forma que conocemos en la actualidad, sin la cual no prosperaría de manera tan prolija.

¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡No dejes de compartir tu opinión en los comentarios!

 

Ver También: