Los 10 Inventos Más Importantes de la Segunda Revolución Industrial

Recorrer grandes terrenos en horas, comunicarse con personas de otros continentes, volar… Lo que para muchos en una época era probablemente solo un sueño, se convirtió en una realidad durante la Segunda Revolución Industrial.

Dicho evento, ocurrió entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX,  y reflejó un masivo desarrollo tecnológico y manufactura de máquinas que pudieran facilitar la vida de las personas.

Para conocer la relevancia histórica de la Segunda Revolución Industrial, a continuación te presentaré los 10 inventos más importantes surgidos en dicha época.

 

1. El Automóvil

El primer diseño de automóvil a motor de combustión fue presentado en 1885 por su creador Karlz Benz, con el modelo conocido como Patent-Motorwagen.

Poseía dos ruedas traseras y solo una delantera, de poco grosor y similares a las ruedas actuales de bicicletas, y en apariencia se asemejaba en gran medida a las carretas de caballos.

Evidentemente, el efecto que causó el primer medio de transporte individual con motor de máquina fue instantáneo, logrando que todos los pobladores (primero en Alemania y luego en el resto del mundo) quisieran adquirirlo.

Algunos años más tarde, en 1908, la empresa Ford lanzaría su primer modelo de automóvil (más parecido al concepto que conocemos en la actualidad) con cuatro neumáticos y techado.

Gracias a su accesible precio, prácticamente todos los habitantes de los Estados Unidos poseían su propio automóvil, revolucionando para siempre su forma de traslado.

 

2. La Locomotora a Vapor

Si bien el origen del ferrocarril se remonta al siglo XVI, impulsadas por animales en vías de madera dentro de Inglaterra, el concepto de transporte a larga distancia en riel no fue el mismo después de la llegada de la locomotora a vapor.

Fue en el año 1802 que, de la mano del mecánico Richard Trevithick, se desarrolló el primer mecanismo de ferrocarril impulsado por una máquina, la cual obtenía su propulsión del vapor de una caldera calentada por barras de metal ardientes.

Para el año 1804, estas máquinas podían soportar equipajes de hasta cinco toneladas y recorrer 15 kilómetros en poco tiempo.

 

3. El Aeroplano

Desde que el hombre posee conciencia, su máximo sueño siempre había sido uno solo: volar.

Ya en tiempos renacentistas, de la mano de la máquina voladora de Da Vinci, se había intentado inventar (aunque sin mucho éxito) un artefacto que permitiese al hombre volar.

No fue hasta la llegada de los míticos hermanos norteamericanos, Wilbur y Orville Wright, que el sueño de la humanidad se vio cumplido a partir de su singular creación: el aeroplano.

Si bien en un principio solo tenía capacidad para transportar un máximo de dos pasajeros, esta máquina fue pionera en la creación de aviones comerciales y de carga que dominan los cielos en la actualidad.

 

4. El Teléfono

Con un origen casi de manera accidental, a partir de experimentos con máquinas productoras de sonido para estudiar la comunicación en sordos, llevaron a Alexander Graham Bell, en 1876, a inventar el primer modelo de teléfono fijo.

El grado de innovación que ofrecía el teléfono era simplemente revolucionario, ya que ha permitido a dos personas comunicarse aun cuando se encontrasen distanciadas una de la otra.

Sin la creación de este invento, la telefonía móvil, tal cual la conocemos en la actualidad, quizás ni siquiera existiría.

 

5. El Fonógrafo

Tan solo un año después de la creación del teléfono, en 1877, el empresario e inventor Thomas Edison sacaría al mercado la invención del fonógrafo.

A diferencia del primero, este artefacto registra constantemente, a partir de lápiz y papel en un cilindro giratorio, un conjunto de vibraciones recibidas para traducirlas y luego emitirlas en sonido.

El fonógrafo posee la particularidad de que, mientras el resto de las invenciones se concentraba en grabar el sonido, esta fue creada para reproducirlo.

 

6. La Señal Transatlántica

Si bien las máquinas antes mencionadas permitían la comunicación no presencial entre dos personas, su alcance era limitado. En cambio, gracias a Marconi y su mecanismo de señal transatlántica en 1901, se consiguió la comunicación incluso en distancias considerables.

Estas funcionaban a partir de código morse y telegrafía inalámbrica, pero permitían enviar y recibir lecturas incluso de un continente a otro.

 

7. La Ametralladora Gatling

Las escopetas de pólvora eran lo más avanzado hasta los momentos en cuanto a armas individuales de fuego, pero estas quedaron completamente en las sombras con la llegada de la primera ametralladora Gatling en 1862.

Nombradas con el apellido de su creador, Richard Gatling, fueron el primer modelo de arma de disparo automático conocido por el hombre, jugando un papel fundamental en posteriores conflictos bélicos como la guerra civil y ambas guerras mundiales.

 

8. El Torpedo

Si bien existían armas letales con disparos por tierra y por aire, todavía nadie había imaginado la posibilidad de diseñar un arma que se proyectara por debajo del agua. Al menos no hasta la llegada del torpedo.

De la mano del ingeniero británico Robert Whitehead, se diseñaron los primeros misiles autopropulsados que detonasen al impactar con cualquier superficie sólida (en este caso, los barcos), dejando atrás los cañones convencionales.

Desde el momento de su creación, lo que se ha conocido como torpedo apenas y ha sufrido algunas mejoras hasta los modelos de la actualidad.

 

9. El Convertidor Thomas-Bessemer

Probablemente ninguno de los inventos antes mencionados pudiese haber existido sin el desarrollo de un procedimiento fundamental, diseñado por William Kelly, que cambió para siempre las técnicas de fabricación del acero.

Este tenía el diseño de una caldera giratoria, y se basaba en la eliminación de las impurezas del óxido en altas temperaturas para fundir lingotes de acero y producir láminas con las cuales fabricar otros productos.

La producción en masa de estos convertidores fue lo que, en mayor medida, dio lugar a lo que conocemos como Segunda Revolución Industrial.

 

10. La Bombilla Incandescente

Gracias a la controversial lucha de energía eléctrica entre Nikola Tesla y el empresario Thomas Edison, en nuestro tiempo se puede aprovechar la electricidad para generar iluminación. Como eje central de todo esto, se encuentra la bombilla incandescente.

Diseñada en 1870 bajo los principios de Faraday, se utiliza una corriente constante en un filamento de metal conducto, para así contener la energía e iluminar los espacios.

Esto revolucionó completamente el uso de la energía para la iluminación, en la cual hasta entonces todavía se utilizaban las lámparas de gas.

A partir de estos inventos, se ocasionaron cambios radicales en materia de política, economía y sociedad, al punto de ser conocida como una de las revoluciones más importantes en la historia de la humanidad.

De hecho, en la actualidad muchas de estas máquinas continúan siendo utilizadas (aunque en modelos más novedosos y perfeccionados) tanto en la vida laboral como la cotidiana.

¿Cuál crees que haya sido el más útil de estos inventos? ¡Comparte tu opinión con el resto en los comentarios!

 

Ver También: