Las TOP 10 Batallas Más Sangrientas De La Segunda Guerra Mundial

Del el 1 de septiembre de 1939 hasta el 2 de septiembre de 1945, el mundo vivió lo que se considera como la guerra más cruel, difícil, destructiva y extensa geográficamente. Con un saldo aproximado de 70 millones de fallecidos y millones de desplazados y refugiados.

La II guerra mundial fue producto directo de la I Guerra Mundial y del tratado de Versalles que se había firmado posterior a ella, un convenio que colocaba a Alemania en una posición muy desventajosa de sanciones que le impedían el avance económico.

Este tratado ocasionó que Alemania y otros países aliados, conocidos como los Países del Eje, decidieran unirse para tomar Polonia, lo que generó la respuesta de Francia, a esta se unieron otros países de Europa y con el transcurrir de los años se integraron al conflicto África y América.

Batallas más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial

Por “batallas sangrientas” nos referimos a las que más pérdidas humanas generaron, recordando que en la Segunda Guerra mundial hubo tanto enfrentamientos de Artillería frente a frente, como ataques con bombarderos aire-tierra, y batallas marítimas entre barcos, submarinos y aviones.

1. Batalla de Monte Cassino.

Del 17 de enero al 18 de mayo de 1944

Esta batalla fue una de las más intensas de la Segunda Guerra Mundial. Se libró en los primeros meses del año 1944. La intención de las tropas aliadas era tomar Roma, una de las capitales que apoyaba a la Alemania Nazi.

Toda Italia se encontraba fortificada con instalaciones militares alemanas. Las tropas aliadas debían cruzar la Línea Gustav alemana para abrirse paso hasta Roma desde el sur de Italia. Fue una batalla librada entre artillerías y soldados de ambos bandos.

Las fuerzas aliadas recibieron apoyo de Estados Unidos con sus bombarderos, pero en el proceso fue bombardeado y destruido el Monasterio de Monte Cassino que tenía 1400 años de antigüedad.

En este monasterio, los monjes habían acogido a civiles para protegerlos de las inclemencias de la guerra, pero los aliados americanos, pensando que era un punto estratégico Nazi de observación, lo bombardearon causando la muerte de civiles y religiosos.

Lograr la captura de Roma tuvo un precio muy alto, se estima que entre 125.000 y 185.000 personas, entre civiles y militares, perdieron la vida en los cuatro meses que duró esta batalla.

2. Batalla de Las Ardenas.

Del 16 de diciembre de 1944 al 25 de enero de 1945

Esta batalla fue otra de las más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial. Librada en Las Ardenas, una zona boscosa entre Bélgica, Francia y Luxemburgo, el plan de los alemanes era romper la línea defensora de los aliados para capturar Amberes y poder luego destruir a los aliados restantes.

La ejecución fue táctica, tomó desprevenidas a las tropas aliadas que parecían estar muy confiadas de su posición y Alemania logró así romper su línea defensiva. Sin embargo los aliados actuaron con rapidez y los refuerzos aéreos fueron oportunos, frustrando así los planes nazis.

Esta batalla contó con la participación de alrededor de 840.000 soldados y tuvo pérdidas humanas de aproximadamente 186.370 víctimas. Fue la batalla más grande librada por el ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.

3. Batalla de Kursk.

Del 5 de julio al 23 de agosto de 1943

Esta batalla fue decisiva en la victoria de la Unión Soviética en el Frente Oriental. Fue una batalla grande y costosa, con enfrentamientos sucesivos entre tanques blindados y con el día del conflicto aéreo más costoso.

Con meses de antelación, el Ejército Rojo había sido advertido de la intención de Alemania de tomar y eliminar el bulto de Kursk, creado luego de la derrota en la batalla de Stalingrado. Por ello cuando el ejército nazi llegó ya se encontraban preparados.

Construyeron una red de campos minados, junto a cañones antitanques y defensas de 155 millas de alcance. Con este entramado táctico pudieron reducir las fuerzas del ejército alemán, diezmando a sus tropas y seguidamente procediendo al ataque directo.

Su acertada estrategia hizo que los alemanes retrocedieran y Rusia pudo liberar la mayor parte de Ucrania logrando con ello un alto en los avances alemanes en la guerra. Se estima que durante esta batalla se perdieron entre 260.000 a 390.000 vidas.

4. Segunda batalla de Kharkov

Del 12 de mayo al 28 de mayo de 1942

La ciudad de Kharhov era un punto estratégico de Ucrania que había caído víctima de los combates en manos del ejército Nazi hacia el otoño de 1941. En1942, el Ejército Rojo intentó recuperar la ciudad y ejecutó una gran ofensiva para ello.

Pero las fuerzas nazis estaban aún muy activas y bien organizadas en la zona y realizaron una gran defensa que les permitió lanzar una contraofensiva. El ejército soviético se vio rodeado por los alemanes y fueron destruidos.

Fue una batalla con grandes pérdidas humanas y materiales para los soviéticos, con más de 280.000 hombres fallecidos y 650 tanques destruidos.

5. Batalla de Luzón

Del 9 de enero al 15 de agosto de 1945

La isla más grande de Filipinas, Luzón, era considerada por el general Douglas MacArthur como un punto estratégico y crucial para la guerra. Esta isla había sido tomada por los japoneses y estados unidos quería recuperarla para los aliados.

En 1945 los Estados Unidos lanzaron su ofensiva para tomar Luzón, lograron entrar fácilmente a las costas y avanzar tierra adentro en la isla, pero en el interior les esperaba una resistencia organizada, dividida en grupos y sectores.

Los japoneses libraron una fuerte batalla en el centro de la isla, incluso muchos se posicionaron en sus montañas. A su vez los kamikazes japoneses lograron diezmar las fuerzas norteamericanas, y aunque al final estas lograron tomar Manila, los japoneses continuaron ofreciendo resistencia unos meses más.

Esta batalla representó grandes pérdidas humanas para Japón, con casi 200.000 bajas de sus filas y con un total aproximado de 350.000 bajas entre ambos bandos, de allí que sea una de las batallas más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial.

6- Batalla de Francia

Del 10 de mayo al 25 de junio de 1940

Las cuantiosas bajas de esta batalla y los desastres que trajo fueron producto del error de Francia y los países aliados de considerar que Alemania atacaría primero la Línea Maginot (una línea defensiva fuertemente establecida en Francia con construcciones de hormigón).

Pero Alemania, que había avanzado mucho en sus estrategias y en el uso de armamentos más avanzados, prefirió atacar a través de Bélgica y Holanda, y a pesar de tener similar número de combatientes en sus fuerzas, terminó por controlar Francia.

Esta batalla puso fin a la etapa de la Segunda Guerra Mundial conocida como la “Guerra Fulana”, un período en el cual los países aliados no lograban ponerse de acuerdo y comprometerse con una acción militar importante, lo que permitió a Alemania apoderarse de Francia y los países bajos.

En el transcurso del mes que duró esta batalla se presentaron aproximadamente 470.000 pérdidas humanas, un cuantioso número para una batalla de tan solo un mes, lo que la convierte en una de las más nocivas de la Segunda Guerra Mundial.

7- Batalla de Narva

Del 2 de febrero al 10 de agosto de 1944

Esta batalla fue una de las más fuertes e intensas de toda la Segunda Guerra Mundial. El Istmo de Narva en Estonia había sido tomado por las fuerzas soviéticas pero el ejército alemán también lo quería, por considerarlo un punto estratégico.

Fuertes luchas se realizaron entre ambas fuerzas, desesperadas por obtener el territorio. Los historiadores han dividido esta batalla en dos partes: la Batalla por Narva Cabeza de Puente y la Batalla de la Línea Tannenberg.

Tras meses terribles de batalla que dejaron miles de muertos, con un aproximado de 550.000 bajas, mayoritariamente del bando soviético; Hitler decidió retirar las tropas de Estonia, dejándola en libertad.

Estonia fue libre hasta que pocos meses después de culminar la guerra fue ocupada nuevamente por la Unión Soviética.

8- Batalla de Moscú

Del 2 de octubre de 1941 al 7 de enero de 1942

Tras el intento fallido de Alemania en 1941 por tomar Moscú y la fuerte defensa de Rusia por proteger su área, Hitler aún continuaba convencido de que podría apoderarse de dicha capital. Así que enfiló nuevamente sus tropas contra Rusia.

No obstante, el Ejército Rojo se mantuvo bien desplegado y en defensiva, y con el auxilio climático que representó un adelanto del invierno con temperaturas por debajo los menos 30°, las fuerzas alemanas no lograron su cometido.

Las pérdidas humanas fueron cuantiosas, un aproximado de 650.000 solamente del bando soviético y unas 400.000 del bando alemán, lo que superaría el millón de bajas en tan sólo tres meses de lucha.

9- Batalla de Berlín

Del 16 de abril al 2 de mayo de 1945

Esta batalla sería la última ofensiva a gran escala de la Segunda Guerra Mundial. La batalla de Berlín provocó la derrota del ejército alemán sería derrotado y el suicidio de Hitler.

El ejército soviético inició su avanzada por el oeste avanzando 25 millas diarias hasta detenerse a tan solo 35 millas al este de la capital alemana. Procedió luego a atacar la capital desde el este y el sur mientras otro grupo atacaba por el norte, devastando las defensas alemanas.

El avance constante del ejército soviético causaba destrozos en las fuerzas alemanas, reforzadas ahora por jóvenes inexpertos seguidores de Hitler. Los enfrentamientos fueron terribles y sangrientos. Para el 30 de abril de 1945 el Reichstag fue tomado, poniéndole fin a la guerra.

Las pérdidas humanas fueron extremas, más de 1.300.000 personas en menos de un mes, sin duda una de las batallas más sangrientas de la historia humana.

10- Batalla de Stalingrado

Del 23 de agosto de 1942 al 2 de febrero de 1943

Esta batalla fue la más sangrienta y con mayor cantidad de vidas humanas perdidas en el proceso, tanto para las tropas alemanas como para los Aliados.

Más allá de la incapacidad de los alemanes para conquistar Moscú, todo lo demás había marchado bien para sus tropas y sus planes, con avances y victorias en el norte de África y Europa. No obstante, la rudeza de los enfrentamientos y las grandes pérdidas fueron minando sus fuerzas.

Al ser derrotados los rumanos e italianos quienes eran el apoyo de Alemania, los alemanes fueron rodeados en Stalingrado y terminaron por ser derrotados. Gracias a esto Alemania no podría volver a recuperarse.

Esta batalla implicó la pérdida de más de 1.700.000 personas entre ambos bandos, una de las batallas más cruentas de toda la Segunda Guerra Mundial.

 

Como puedes ver cada batalla de la Segunda Guerra Mundial fue más cruel que la anterior, todas tenían el único objetivo de conquistar espacios y dominar a las demás naciones, por lo cual quien se opusiera pagaría las consecuencias.

Tristemente fue una época de nuestra historia que ha generado mucho dolor y caos, ver cómo en pleno siglo XX se utilizarían las mejores tecnologías disponibles contra los seres humanos.

¿Te ha resultado de utilidad este artículo? ¡Recuerda dejar tu opinión en los comentarios!

 

Ver También: