Símbolos Nazis: Significados e Historia

Desde el inicio de la humanidad se han utilizado símbolos para representar diferentes conceptos, por ejemplo, valores, gobiernos, ideologías o simplemente ideas abstractas que nos rodean y definen.

Algunos de los símbolos más reconocidos y significativos del siglo pasado son definitivamente los nazis, aunque desgraciadamente también están fuertemente asociados con el horror y las atrocidades que fueron perpetradas durante el régimen de Hitler.

En el siguiente artículo describiremos los símbolos de la Alemania nazi que constituyen una parte primordial en la historia moderna.

Origen de los Símbolos Nazis

Hitler siempre estuvo obsesionado con los conceptos raciales, y al convertirse en el líder supremo de la Alemania nazi, sus discursos y escritos fueron difundidos ampliamente. En ellos declaraba que el mundo se encontraba en una constante lucha racial.

Según él, los blancos nórdicos encabezaban la jerarquía racial. En los peldaños más bajos de esta lista se hallaban (y en este mismo orden) los negros, los árabes y los judíos.

Cuando Hitler llegó al poder instauró esta ideología al sistema de gobierno y se empezó una campaña para cambiar la percepción del pueblo alemán y difundir el odio hacia lo que él llamaba razas impuras.

Primero, excluyeron a los judíos de la vida pública, siguieron con el asesinato de discapacitados alemanes y, por último, empezaron con un plan de exterminio judío.

Simbología Nazista

Casi todas las creaciones del hombre pueden ser utilizadas para el bien o para el mal, y los símbolos no son una excepción. Existen imágenes que son emblemas de fe o de esperanza como la cruz roja o la cristiana. Sin embargo, hay otros que provocan miedo e intimidación.

Y son precisamente el miedo y la intimidación los que conforman el caso de los emblemas que se utilizaron en la Alemania nazi en las primeras décadas del siglo XX. Estaban planeadas para infundir respeto por medio de la amenaza y el terror.

Fundado en 1921, el Partido Nazi que defendía encarnizadamente la supremacía aria, estaba fuertemente fundamentado en teorías antisemitas, anticomunistas, totalitaristas y pangermánicas, en las cuales se patrocinaba la hegemonía de la raza aria.

Desde sus inicios manifestó una clara política racista en contra de cualquier pueblo que ellos consideraran una amenaza a su ideología o la integridad de Alemania.

Actualmente, se relaciona dicho movimiento con la destrucción y el odio que quedaron en manifiesto durante el Holocausto.

Ese es precisamente el nombre con el que se conoce al genocidio de entre quince y veinte millones de personas simplemente por el hecho de pertenecer a una raza diferente.

La Esvástica

Definitivamente el principal símbolo nazi es la cruz esvástica. Curiosamente, hasta antes de ser adoptada por los alemanes se consideraba una insignia de buena suerte.

Para los budistas y los hindúes representaba un emblema sagrado, mientras que en la antigua Troya se utilizaba para decorar monedas y alfarería, inclusive era utilizada por algunas tribus nativas norteamericanas como una marca benigna.

Aunque muchos piensan su nombre fue creado por los nazis, la realidad es que proviene del sánscrito, una lengua antigua indoeuropea. Significa “portador de bienestar y buena suerte” y se utilizaba de forma positiva para representar al sol, la fuerza y la ventura.

De hecho se llegó a utilizar la esvástica para representar al Polo Norte, ya que algunos expertos afirman que fue sacada de una parte de la constelación de La Osa Mayor que está ubicada en el cielo boreal.

¿Cómo Llegó a los Alemanes?

El hecho de que las culturas fenicias y egipcias no utilizaran la cruz como un símbolo, propició la teoría de que el emblema era netamente ario.

Por ende, los alemanes estudiosos la adoptaron para representar la migración de su raza desde su lugar de origen, el Polo Norte.

En el siglo XIX empezó a ser utilizada por grupos más nacionalistas y a sus finales era común verla en los periódicos. La primera agrupación que adoptó la esvástica como emblema fue La Liga Alemana de Gimnastas.

El emblema se popularizó rápidamente entre agrupaciones antisemitas que se basaban en la filosofía de Liebenfels y List, fundadores de un periódico muy popular llamado Ostara, quienes ya habían adoptado la esvástica para simbolizar la pureza de los arios.

Poco tiempo después, durante 1912, un grupo más establecido de pangermanos y antisemitas se reunieron en la ciudad de Leipzig y formaron dos organizaciones, cuyo propósito principal era advertir a la comunidad de la amenaza judía.

Acordaron que constituían una amenaza a la economía de ese país y crearon El Orden Alemán, un término político que buscaba control exclusivo de Europa por la raza europea y que se dividió en un principio en el Reichshammerbund y la Germanenorden.

En 1918, el Orden Alemán se transformó en la Sociedad Thule. Este nombre hacía referencia al continente hiperboreal y a la cultura mítica de la Atlántida.

Este grupo empezó como una organización de estudio de la historia aria, pero pronto degeneró en prácticas racistas y ocultistas.

La Sociedad Thule utilizó como símbolo una daga, la cual estaba rodeada de hojas de roble sobre una cruz esvástica de brazos curvos en forma de círculo.

La razón por la que se escogiera la esvástica para representar el régimen nazista quedó abiertamente declarada en el libro de Hitler Mein Kampf (Mi Lucha).

En dicho libro refirió haber escogido la esvástica porque representaba el lugar de origen de la raza aria y su supremacía.

De esta manera un emblema de luminosidad y de buena ventura se transfiguró en una imagen de odio, violencia, racismo, asesinato y muerte del Holocausto, así como el sello de aquel genocidio.

Tipos de Esvásticas

Existen dos versiones de este símbolo. En uno los brazos giran hacia la derecha y la otra en lo hacen hacia la izquierda.

Es importante saber que en algunas culturas las dos variaciones tenían significados diferentes. La que giraba hacía la derecha era llamada suástica y simbolizaba vida y salud. Su opuesta era conocida como esvástica y significaba desgracia y mala suerte.

Durante el régimen nazi, el significado de suástica se tergiversó, ya que perdió su significado de bondad para ser asociada con genocidio y pena.

La Bandera

Todo sistema tiene por necesidad el tener una bandera y al triunfar el Partido Nacionalsocialista en las elecciones, Hitler pidió sugerencias para establecer una.

Pronto se vio inundado de varias opciones, pero el diseño de un dentista, Friedrich Krohn, fue el ganador.

El rojo de fondo representa el enfoque social del régimen, el circulo blanco expresa el nacionalismo y la esvástica negra quedó como emblema de la lucha aria.

Esos también habían sido los colores del Imperio Germano, lo que simbolizaba la reconstrucción de un sistema añejo y unido.

Las Runas Nazis

La SS y sus Runas SIG

El Escuadrón de Protección (Schutzstaffel) surgió a mediados de 1925 por órdenes Heinrich Himmler. Llegó a ser conocido a nivel mundial como la SS y su emblema estaba compuesto por dos runas SIG dispuestas de manera paralela.

Dicha runa simboliza al sol y se utiliza para indicar gloria y victoria.

La Runa TYR

Esta runa originalmente representaba a TYR, el dios nórdico de la guerra. Para los nazis encarnaba la fuerza y liderazgo en el frente y en el campo bélico.

Aunque este símbolo surgió desde principios del siglo, fue usado por diversas agrupaciones antes de ser adoptado por las Juventudes Hitlerianas, un grupo que se dedicaba a adiestrar a niños y adolescentes en el nazismo.

Finalmente se utilizó también para identificar a los graduados de Escuela de Liderazgo Reich (Reichführerschule).

Runa Hagall

Este símbolo era algo oscuro y se utilizaba en los anillos que solamente algunos miembros honoríficos de la SS portaban. Se les conocía como argollas de cabeza de muerto y se le debían regresar a Himmler cuando el portador moría o dejaba la institución.

Además de una calavera con dos tibias cruzadas, el aro contaba con un gravado de una runa hagall y la esvástica, ambas simbolizaban una inquebrantable fe en las creencias del partido.

Runa Odal

Una palabra anglosajona que significa posesión o herencia. Para los nazis, este símbolo hacía referencia al lugar que les había sido heredado por su pureza de la raza, “Sangre y Tierra” (Blut und Bunden).

Este emblema era portado por algunos miembros de la SS y por la Juventud Hitleriana y se trató del concepto que fundamentaba la ideología nazista.

El concepto de Sangre y Tierra no surgió durante la Segunda Guerra Mundial, era una ideología que sirvió como herramienta en la Unión Europea y la expulsión de otras comunidades a favor de los alemanes étnicos.

Fue el grito de guerra usado en la década de 1920 por los partidos de extrema derecha, incluyendo el nazi, que se encontraban en la oposición durante la democracia de Weimar.

La Propaganda

Esta práctica inundó a la sociedad con símbolos e ideologías controladas por el Ministerio del Reich. Consistía principalmente en la difusión de estereotipos racistas contra cualquier pueblo que pudiera significar un obstáculo en el ascenso de la supremacía aria.

Aunque el odio no se limitaba a las personas de descendencia hebrea, estos eran el blanco fundamental de los ataques. Pero la política de odio se expandía a cualquier persona que al parecer del régimen no merecía considerarse como ciudadano.

Este grupo era bastante extenso e incluía comunistas, gitanos e incluso a los alemanes de raza aria que tuvieran alguna discapacidad o compromiso mental.

La meta real de la propaganda fue volver públicamente aceptable la persecución judía, quienes a su vez fueron tachados de ser una amenaza biológica contra el pueblo alemán. Muy pronto se les percibió como parásitos y extranjeros por sus compatriotas.

Sobra decir que la manipulación mediática fue exitosa y se creó un ambiente de persecución y violencia que era aceptable y hasta elogiada.

Esta ideología se representó de manera relativamente simple en caricaturas que simbolizaban la lucha del bien en oposición al mal. En otras palabras, de los alemanes contra todos los demás, principalmente los judíos.

De esta manera se manipulaba a la gente y se les convencía de su preponderancia y del apremio de desterrar a otros grupos étnicos de su país debido a la creencia que contaminaban su pureza.

Los anuncios generalmente representaban imágenes estereotipadas de los judíos cometiendo abusos, causando algún mal o robando a un personaje inocente que representaba a los arios.

Otra de las corrientes propagandísticas mostraba a Hitler como una especie de Mesías, al igual que un guía definitivo del pueblo que invariablemente los llevaba a un futuro mejor.

En general la simbología nazi en las imágenes mostraba el triunfo de los alemanes sobre el resto del mundo. Estaban cargadas de violencia, racismo y odio que fundamentalmente estaba dirigido a los judíos.

Limpieza Étnica

Este término se ha utilizado para segregar a la gente y ha sido perpetrado por individuos que se designan a sí mismos como “racialmente puros” y que desgraciadamente se siguió utilizando al terminar la Segunda Guerra Mundial.

Esta ideología ha tenido efectos devastadores aun en nuestros días en países como Yugoslavia, donde más de cien mil musulmanes bosnios han sido asesinados.

Los nazis nos pusieron una muestra utilizando un eufemismo parecido, Säuberung, que quería decir literalmente “purga” y se usó para referirse a la expulsión o exterminio de judíos.

Higiene Racial

Gran parte de la propaganda que efectuó el régimen nazi buscó utilizar los estereotipos ya existentes y vincularlos directamente en contra de los judíos. De esta manera se empezó a compararlos con bichos que eran portadores de muerte y enfermedades.

Así fue que empezó a interpretarse la expulsión de los judíos, como una especie de limpieza social, ideología que fue fuertemente apoyada por las políticas nazistas de higiene racial para “proteger” al pueblo alemán de las personas de descendencia hebrea.

De hecho, se filmaron películas informativas que representaban a los judíos como fuente de tifus o portadores de piojos.

Antorchas y Fuego

Se acostumbraba realizar marchas con antorchas durante los mítines nazistas. Por ejemplo, el 30 de enero de 1933, varios desfiles de Torchlight (Luz de Tea) anunciaron la embestida del nazismo cuando Adolf Hitler se convirtió en el canciller de Alemania.

Incluso existe una película llamada Leni Riefenstahl (Triunfo de la Voluntad), que documenta la vida de una fotógrafa, actriz y cineasta alemana, famosa por sus producciones propagandísticas del régimen de la Alemania nazi.

En la película se pueden ver imágenes auténticas de una manifestación del Partido Nazi en 1934, en Nuremberg. Se trató de una ocasión especial porque se ensayó para formar una esvástica humana masiva.

Otra muestra del Torchlight queda vigente hasta nuestros días. En los Juegos Olímpicos de 1936, en la ciudad de Berlín, donde introdujeron una versión alusiva a este símbolo al implantar el ritual del relevo de la antorcha para encender la llama olímpica.

 

Espero que este artículo te haya sido de gran utilidad. Si tienes cualquier duda sobre la simbología nazi o quieres hacer un aporte al respecto, te invito a que dejes tu comentario.

 

Ver También: