Cómo Hacer Un Ensayo Crítico En 5 Pasos Y Ejemplos

El ensayo es un tipo de texto que permite al escritor expresar su opinión con respecto a un tema de su interés.

El género ensayístico es un tipo de género escritural que colinda con las fronteras de la opinión personal y el texto académico, de allí que mayormente sea utilizado en el campo literario.

Permite al escritor desglosar todos sus conocimientos y opiniones sobre un tema, pero aportando también referencias de otros autores que le ayudan a profundizar mejor en la temática.

¿Qué es un ensayo crítico?

Un ensayo crítico tiene la particularidad de presentar un análisis bien formado y objetivo de un tema.

Se trata de un ejercicio del pensamiento y la escritura en el cual el autor esboza sus ideas sobre un tema determinado, pero haciendo uso de sus conocimientos previos, su experiencias en el tema; su opinión sobre el mismo y a la vez la opinión de otros autores que ayuden a aportar objetividad a su razonamiento.

La crítica va más allá de un simple “me gusta” o “no me gusta”.

Una crítica seria reúne elementos sobre el tema, por ejemplo, si se trata de una película cinematográfica, deberá no sólo referirse al tema y a su impacto en el contexto al cual va dirigido, sino que tendrá que hablar también de la actuación de los actores, el guión, la dirección, el manejo de la cámara y los efectos del filme.

Incluirá alguna referencia a una película en el mismo género y nos indicará si es recomendable verla o no en función al aporte que puede dejar en el espectador.

Estructura de un ensayo crítico

El ensayo como tipo de texto, no mantiene una estructura organizativa estricta, está más bien sujeto al modo como el autor prefiere mostrar la información.

No obstante, hay unas características comunes a todos los textos que deben mantener para que sean coherentes y entendibles al lector, estas son: inicio, desarrollo y cierre.

Inicio o introducción: como en todo texto, en el ensayo se debe partir de un párrafo inicial o dos en los cuales se realiza la presentación del tema a tratar.

Comúnmente se plantea una idea temática la cual se enmarca en un contexto bien sea social, político, económico, religioso o temporal, es decir, en el contexto que interesa analizar, y a partir de allí se desglosa la temática.

Desarrollo: es el contenido real del texto, donde el autor realiza el planteamiento central del tema y fija su posición al respecto. Para ello suele hacer uso de lo referido por otros autores a través de citas que luego le permitirán argumentar su punto de vista.

El desarrollo de un ensayo puede ser extenso o breve, esto variará según la temática tratada pero muy especialmente según el estilo del autor, hay quienes escriben extensamente y otros que desarrollan sus ideas en poco espacio.

Dentro del desarrollo se esgrimen las ideas tanto a favor como en contra que tiene el autor con respecto al tema, se argumentan razones que el mismo autor puede poner en duda.

Una característica del ensayo es que interpela al lector y tiene la capacidad de hacerlo cuestionarse sobre lo que lee e incluso plantearle interrogantes sobre el tema a fin de que emita una opinión a favor de la tesis del autor.

Cierre o Conclusión: el cierre de un ensayo es su parte final, en ella el autor esboza un conclusión general pero a su vez muy específica del tema. Como todo ensayo, busca causar en el lector un cambio de opinión con respecto al tema abordado, en el cierre el autor concluirá con afirmaciones e interrogantes que conducirán al lector a otorgarle la razón al autor.

Características de un ensayo crítico

El ensayo crítico reúne algunas características que se enfocan más en el tema y manejo de la información que en la estructura propia o estilo del género ensayístico. Estas características son:

-Tiene un estilo libre

-Usa un lenguaje ameno y puede ser escrito en primera persona.

-Es subjetivo, es decir presenta la visión personal que el autor tiene del tema.

-Maneja la información con coherencia y un acercamiento lo más analítico posible al tema.

-Toma en consideración elementos importantes del tema para poder esgrimir un planteamiento sobre el mismo, como el origen de la situación, el contexto en el cual de desarrolla, el espacio temporal que abarca, el impacto que causa en un determinado sector social, entre otros.

-Si el autor lo considera necesario, puede incluir citas de otros textos. De incluir citas debe siempre referir el autor y el año.

El ensayo crítico puede ser un género confuso puesto que por un lado presenta la posición personal del autor pero por el otro el autor se basa en una serie de hechos e informaciones que si tienden a ser objetivas en cuanto a sí mismas. Lo subjetivo viene a ser el modo cómo el autor las interpreta.

¿Cómo escribir un ensayo crítico en 5 pasos?

Escribir un ensayo es una labor fascinante y sencilla. Sólo requiere de nuestra forma de ver un tema determinado y escribir sobre él con naturalidad y argumentando nuestras ideas. Para ello hemos elaborado esta guía que te ayudará:

Escoge el tema y documéntate

El tema de un ensayo es generalmente libre, no obstante a nivel académico pueden ser indicados por el profesor.

Si tienes la libertad de escoger el tema, selecciona uno de tu interés, algo que te apasione y sobre el cual tengas una idea ya formada en función a tus propios conocimientos y experiencia de vida.

Si el tema es asignado por un docente, no te angusties, investiga al respecto, revisa la opinión que sobre el tema presenten diferentes autores e incluso conversa con tus conocidos o especialistas en el área para conocer qué opinión tienen sobre el punto.

Así podrás tener una idea global del asunto, la visión de diferentes personas y formarte tu propia perspectiva y opinión del caso.

Recuerda ir tomando apuntes, estos siempre son necesarios, especialmente en los ensayos críticos. Apunta lo que piensas en un momento determinado, lo que te pareció resaltante del tema, y si hay alguna controversia  tómala en cuenta.

Presenta tu opinión central y formada sobre el tema

La opinión central es tu idea clara y formada sobre el tema en análisis, es decir, tu posición. Ésta debes esbozarla desde el inicio, desarrollarla, argumentarla y fundamentarla en el desarrollo y ofrecer unas conclusiones sobre ella que induzcan al lector a opinar como tú.

Cuando hablamos de una idea formada, nos referimos a que tengas conocimientos sobre el tema a tratar, de modo que al escribir puedas expresarte con autoridad al respecto.

Al momento de desarrollar el tema es de mucha ayuda, especialmente para autores inexpertos, el uso de otras fuentes bibliográficas que hayan tratado el tema con antelación; se trata de citar a otros autores cuyas visiones apoyen la nuestra.

Por ejemplo, si escribimos un ensayo crítico sobre un filme, debemos apoyarnos en la opinión de otros críticos de arte que ya hayan presentado su crítica sobre el filme en cuestión.

Para construir una buena crítica siempre será necesario conocer el tema sobre el cual trabajamos, de allí la importancia de formarnos, no podemos emitir juicios de valor sobre aquello que desconocemos.

Justifica tu tema y tu posición

Para hacer que tu tema sea de interés para el lector y motivar su lectura, debes justificarlo.

La justificación es la explicación de las razones por las cuales has escogido abordar esa temática específica, estas razones deben ir más allá de una asignación académica, deben presentar la relevancia del tema para la sociedad o el sector al que el tema alude o afecta.

La justificación no es más que la presentación de las razones por las cuales el análisis o la crítica que se presenta es relevante, igualmente debe incluir las razones por las cuales al autor le motiva escribir sobre el tema, bien sea aportar conocimientos, invitar al lector a tomar acciones sobre un caso, entre otros.

Incluye interrogantes que interpelen al lector

Todo ensayo debe interpelar al lector, es decir, hacerlo cuestionarse y reflexionar sobre el tema que se discute y su posición al respecto. La inclusión de preguntas que generen en el lector una revisión de su pensamiento y de sus acciones en función al tema es necesaria.

Para ello las interrogantes deben incluirse dentro del párrafo y mantener relación con lo explicado, interpelar al lector sobre sus vivencias o acciones con respecto a la situación que se plantea.

Algunas de las interrogantes son respondidas por el autor, pero siempre dejando abierta la posibilidad al lector de meditar y responder en función a los argumentos esgrimidos por quien escribe.

Convence al lector

La intensión de un ensayo, más allá de mostrar el pensamiento del autor sobre un tema determinado, es generar en los lectores matrices de opinión. Acercar al lector al pensamiento del escritor, influir sobre él.

Para lograr este efecto es necesario sostener cada idea con un argumento razonable que lleve al lector a considerar como viable, aceptable y cierta la propuesta de pensamiento que estamos realizando.

Lógicamente no todos serán convencidos, el ensayo no es una máquina para lavar mentes, pero sí generará dudas en el lector y le motivará a conocer más sobre el tema, a revisar otras fuentes y opiniones e incluso a cambiar su forma de actuar según el tema abordado.

Como puedes observar, el ensayo crítico no es difícil, sólo requieres conocer el tema del cual escribes y plantear tus opiniones al respecto de un modo razonado y argumentado.

Ejemplo de ensayo crítico

El consumo comercial en Latinoamérica ¿Cuestión de cultura?

A ojos de cualquier persona, un comercial no tiene nada de malo, es simplemente la forma como los fabricantes hacen llegar la información de su nuevo producto.

Sin embargo, detrás de esa fachada de colaboración y nobleza, se esconde todo un emporio y un sinfin de mentes trabajando en función a una sola meta: vender.

Para lograrlo necesitan que cada persona que se pose frente a un televisor, una pantalla de cine, una valla publicitaria o incluso que sintonice una emisora radial, oiga o vea algo que le estimule, desde un bolígrafo hasta una computadora, desde un lápiz labial hasta la última camioneta del año; y claro está, cada uno de estos artículos tiene el deber de parecer completamente necesario.

De tal manera el sujeto que recibe la información, comprenderá que no puede pasar ni un segundo más de su vida sin dicho artefacto u objeto y, lógicamente, se dirigirá a comprarlo.

Es así como la cultura del latinoamericano, se encuentra profundamente marcada e influida por los medios de comunicación, específicamente por la televisión. La mayoría de los hogares latinos posee un televisor.

Así nos encontramos constantemente bombardeados por la inmensa industria de la telecomunicación, una industria que día tras día nos transmite su mensaje de amor y comprensión con tan profunda seriedad que hasta nos causa dolor y sentimiento de culpa el pensar que pudimos haber cambiado la marca de un producto por la de otro.

García Canclini (1985) citado por Martín-Barbero nos dice, refiriéndose al estudio del consumo cultural en Latinoamérica que, “no se trata sólo de medir la distancia entre los mensajes y sus efectos sino de construir un análisis integral de consumo, entendido como el conjunto de los procesos sociales de apropiación de los productos” (Pág. 12).

Y esto es claramente lo que ocurre, nos hemos apropiado de los productos como si fuesen nuestros y como si fuesen completamente necesarios y es precisamente esto lo que nos marca y nos hace consumidores excesivos.

¿O no ha notado usted que paradójicamente no puede vivir sin productos “light” aunque los tacos continúen formando parte de su dieta?

Esto es consumo y a la vez cultura. Desde que los Españoles llegaron a América y nos impusieron su forma de ver el mundo, los latinoamericanos hemos sido completamente dominables y penetrables.

Es así como nuestra cultura se va llenando poco a poco de nuevos elementos, se van incorporando matices de otras realidades que aparentan perfeccionar o modernizar la nuestra y nosotros víctimas y victimarios de ese medio publicitario, hacemos de nuestra cultura un lugar donde es imposible vivir sin el consumo.

En resumen, nuestra vida diaria está marcada por el consumo aún de forma inconsciente, un consumo que a la vez rige nuestra cultura y sin el cual no podemos continuar.

Consumo de marcas y de objetos que subyacen en nuestra mente gracias a la maravillosa labor de los publicistas o creativos quienes, paradójicamente, también incurren en la adquisición de los productos que promocionan.

(Fin del ejemplo)

Como puedes observar, un ensayo crítico presenta la visión que el autor tiene sobre un tema mientras a su vez le analiza y realiza aportaciones al mismo.

¿Ha sido de apoyo para ti este artículo? ¡Déjanos tus impresiones en los comentarios!

 

Ver También:

>