La Estructura Correcta De Una Autobiografía

Todos los textos, sin excepción, deben seguir una estructura base para que las ideas expuestas puedan ser comprendidas en su totalidad.

Sin embargo, en el caso de las biografías y las autobiografías, esta característica cobra todavía más importancia.

La estructura de la autobiografía cumple con la tradicional secuencia de Introducción, Desarrollo y Cierre, pero cada una de sus partes posee características que se deben cumplir para mantener el orden de las ideas.

Si quieres conocer más acerca de estas características, ¡sigue leyendo!

Lee nuestra guía sobre cómo empezar una autobiografía paso a paso

1.- La Introducción en las Autobiografías

Al igual que en otros textos, es la oportunidad del autor para presentar la idea principal de su escrito. Así como la importancia que tiene dicho tema para el lector.

Sin embargo, resalta la inclusión de otros aspectos como:

Motivos por los cuales escribe sobre su vida: siendo por lo general el primer acercamiento entre el escritor y su público a través del texto.

Lugar y fecha de nacimiento: donde también se pueden agregar las circunstancias en las que se llevó a cabo.

Se suele hacer mayor hincapié en este punto si debiste sobreponerte a cualquier tipo de adversidad para sobrevivir.

Las enfermedades congénitas o las complicaciones en el parto son algunos ejemplos de ello.

Los padres y otros familiares: ya sea que hables acerca de cómo se conocieron o las razones por las que juegan un rol protagónico en tu vida.

Aficiones, costumbres y sentimientos: sobre todo si desempeñan un papel fundamental en la historia de tu vida.

Permiten otorgarle mayor intimidad al lector en cuanto a tu personalidad, más allá de la figura que representes frente al público.

Descripción de lugares emblemáticos: donde se efectuaron eventos de relevancia para el relato.

El orden de aparición de dichos aspectos queda determinado por el estilo de narración que desees realizar. Además, su inclusión o exclusión también depende de lo que puedan aportar a tu obra.

Sin embargo, se recomienda abarcar todos estos elementos para que la autobiografía tenga mayor profundidad.

Lee nuestra guía sobre para que sirve una autobiografía

2.- Desarrollo de la Autobiografía

Aquí es donde abordas el tema principal que se orienta a tu vida, así como los subtemas relacionados que se desglosan.

Entre estos destacan:

Selección de hechos más sobresalientes: siendo la lista de los acontecimientos con mayor relevancia en tu vida, sin los cuales la autobiografía perdería sentido.

Suelen contarse mediante un orden cronológico, hasta que el relato llegue hasta su etapa cumbre (o al tema principal).

Otros personajes: que aunque no posean un papel estelar en el relato, su descripción es importante para contar el desarrollo de los hechos.

Logros y desilusiones: siendo quizás el broche de oro para finalizar el desarrollo de la historia.

Se trata de las reflexiones tanto de lo que has logrado conseguir en tu vida, como de lo que has dejado escapar.

Suelen redactarse con un tinte poético, expresando las repercusiones que éstas han tenido en tu vida, así como lo que hicieron cambiar en ti.

Con el adecuado desarrollo de este último punto, se da paso al cierre de la autobiografía.

3.- Cierre de la Autobiografía

Suele hacerse un breve repaso de los hechos más significativos de toda la historia de vida; desde la infancia, la adolescencia, la adultez y (si es el caso) la vejez.

No obstante, en el caso de las autobiografías, los cierres se diferencian en cuanto a un punto en específico.

Aspiraciones y proyectos futuros: siendo por lo general inéditos al público. Permiten informar en cuanto a los nuevos rumbos que vas a seguir.

Suelen concluirse con una reflexión final que aborde toda tu historia de vida en general, y está permitido citar cualquier tipo de frase célebre que te ayude a ilustrar tu punto de vista.

Antes de comenzar la redacción, es importante que recaudes los datos relevantes para cada parte de la estructura.

Esto evitará que tengas que arruinar la secuencia de la narración para agregar un párrafo concerniente a alguno de los elementos anteriormente mencionados.

Una autobiografía sin una estructura coherente puede causar que tus lectores pierdan la relación entre cada relato de los distintos eventos de tu vida.

Por lo tanto, asegúrate de cumplir con las características aquí mencionadas para que tu historia llegue de mejor forma a un mayor número de personas.

 

Ver También: