Cómo Empezar Una Autobiografía Paso a Paso

El inicio de una autobiografía puede ser el mayor de los obstáculos que encontrarás al momento de redactar una.

Algunos escogen comenzar desde el momento de su nacimiento, relatando algunos detalles acerca de las circunstancias en las que se presentó.

Otros, prefieren relatar cómo se conocieron sus padres, otorgándoles un papel protagónico.

Incluso hay quienes comienzan describiendo brevemente su árbol genealógico, para brindar a la autobiografía un contexto familiar.

Y aunque no hay una única y mejor manera para comenzar una autobiografía, existen diferentes aproximaciones que se adaptan en mayor medida a tu tipo específico de historia de vida.

A continuación, te mostraré algunos ejemplos que pueden apegarse mejor a la idea que tienes en mente.

Lee nuestra guía sobre para qué sirve una autobiografía

1.- Relatar los desafíos superados y los que se avecinan

 

Cuando se trata de una historia que busca inspirar a sus lectores, nada como empezar generando empatía con respecto a las adversidades a las que debiste sobreponerte.

Y siguiendo esa misma línea, conectarlas con tus aspiraciones para el futuro próximo.

Un claro ejemplo de este paradigma de apertura se puede apreciar en los párrafos iniciales de la autobiografía del ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, titulada Un Largo Camino Hacia la Libertad.

“Más allá de la vida, una constitución fuerte y una conexión longeva con la casa real Thembu, lo único que mi padre me heredó al nacer fue un nombre; Rolihlala. En Xhosa, Rholihlala literalmente significa «tirar de la rama de un árbol», pero en un sentido coloquial, su significado sería «crear problemas».

No creo que los nombres sean el destino o que mi padre de alguna manera adivinó mi futuro, pero en años posteriores, amigos y parientes atribuyeron a mi nombre una gran cantidad de tormentas.”

En dichas líneas, Mandela hace una introducción de forma sutil e incluso poética a todas las adversidades que sufrió en su adultez, tanto por su estadía en la cárcel como por sus años de mandato.

2.- Relatar sobre los Inicios de la relación de tus padres

Como mencioné anteriormente, muchas personas comienzan su autobiografía enseñando un poco de la intimidad de los padres.

Es ideal para personajes célebres, pues aporta información poco conocida y que por lo general siempre agrada a su público.

En la autobiografía del cantante John Denver, titulada Llévame a Casa, se puede apreciar claramente el uso de este tipo de inicio.

“Se conocieron en Tusla. Papá era un campesino del oeste de Oklahoma; Mamá era una chica de pueblo. Él estaba en el cuerpo aéreo del ejército, estudiando los mecanismos de vuelo en la Escuela de Aeronáutica Spartan, mientras que ella fue la ganadora del primer premio en el concurso de Jitterbug.

Era 1942: Ella acababa de cumplir los dieciocho años, era una estudiante de secundaria; Él ya tenía veintiún años.”

3.- Relatar tus creencias y valores más arraigados

Es una forma de mostrar al mundo que detrás de lo que eres o haces, hay una persona con pensamientos e ideas propias.

También es una forma de introducir, demostrando cómo las experiencias que has vivido te transformaron en quien eres hoy.

El primer párrafo de la autobiografía de Chris Kyle, titulada American Sniper: La Historia del Francotirador Más Letal en la Historia de la Milicia Estadounidense, nos puede servir como ejemplo.

“Cada historia tiene un comienzo. El mío comienza en el centro-norte de Texas. Crecí en varios pequeños pueblos donde aprendí la importancia de la familia y las tradiciones. Valores como el patriotismo, la autosuficiencia y el cuidado de la familia y vecinos.

Estoy orgulloso de decir que aún trato de vivir mi vida de acuerdo con los valores. Tengo un fuerte sentido de justicia. Es bastante blanco y negro. No veo demasiado gris. Creo que es importante proteger a los demás.

No me molesta el trabajo duro. Al mismo tiempo, me gusta divertirme; la vida es demasiado corta como para no hacerlo.”

Lee nuestra guía sobre cómo hacer una biografía personal de la forma correcta con estos sencillos 8 pasos

4.- Relatar Sobre el Efecto de Haber Tomado Otras Decisiones

Al igual que en otros casos, es ideal para personas célebres que sean principalmente conocidas por cargos desempeñados o decisiones que tomaron.

Permite ofrecer una perspectiva hipotética de qué hubiese pasado de haber hecho las cosas de otra manera, y es una excelente forma de compartir un vínculo más íntimo con los lectores.

El antiguo presidente de los Estados Unidos, Ronald Regan, nos ofrece una visión desde esta perspectiva en su autobiografía titulada Una Vida Americana.

“Si hubiera conseguido el trabajo que quería para Montgomery Ward, supongo que nunca me habría ido de Illinois.

A veces pienso en cuánta forma toma una vida a través de lo que parecieran ser una serie de insignificantes eventos juntos, o cómo un giro inesperado en el camino puede llevarte a un lugar al que no esperabas llegar, muy lejano al sitio a donde que querías ir.

Para mí, el primero de estos giros ocurrió en el verano de 1932, en el abismo de la Gran Depresión.”

Toda buena historia por contar merece un comienzo cautivador, que haga que los lectores no quieran parar de leer.

En el caso de las autobiografías no es distinto.

Sin importar el enfoque que le quieras dar a tu autobiografía, asegúrate de escoger el inicio que mejor se adapte al tipo de historia que estás por contar.

De esta forma, sentirás que las palabras prácticamente se escribirán solas.

 

Ver También: