Las Partes Que Integran un Proyecto de Investigación

Muchas personas sienten aversión a los proyectos de investigación, por la dificultad y el compromiso que implican.

Si este es tu caso, no tienes mucho de qué preocuparte (para tu alivio), pues su mayor complejidad queda resuelta cuando aprendes a manejar ciertos aspectos metodológicos.

Lo primero que debes saber es que la estructura de un proyecto de investigación es secuencial. Es decir, la idea principal se va elaborando y construyendo de forma cada vez más amplia, a medida que se desarrolla el texto.

Se trabaja de esta forma porque se aprovechan del método deductivo, que va desde lo más general hasta lo más específico, con la finalidad que su comprensión sea clara.

Si te interesa conocer más acerca de la estructura de los proyectos de investigación, en esta ocasión traigo para ti las 5 partes que debes conocer para que puedas culminar tu trabajo con éxito.

Lee también nuestra guía sobre las claves para la formulación de proyectos de investigación paso a paso

1.- El Problema

Aquí se aborda el porqué de tu investigación, qué motivación te llevó a escoger dicho tema y qué importancia tiene para la rama en la que se clasifica.

Para asegurar la adecuada realización de un proyecto de investigación, es necesario que logres empaparte del tema y de la idea que deseas llevar transmitir.

Cuando reconoces un verdadero problema que deseas investigar, prácticamente el proyecto se hace por sí solo.

Para entenderlo en su totalidad, hace falta conocer las sub-partes que comprende:

Introducción: Aquí se busca transmitir a tus lectores todo aquello que engloba al tema principal. Así como también presentar brevemente los aspectos más importantes.

Planteamiento del Problema: En él podrás exponer de forma más abierta la problemática, sus características y todas las demás variables relacionadas al tema principal.

Formulación del Problema: Se plantea en forma de pregunta y posee relación directa con el título escogido para la investigación. Es la base para la formulación de las hipótesis del problema.

Objetivos de la Investigación: Se trata de las metas que debes trazar en tu investigación para cumplir con el proyecto. Se plantea un objetivo general, que abarca el propósito global de la investigación y una serie de objetivos específicos que se utilizan como datos para comprobar el avance la investigación.

Justificación: Aquí deberás argumentar las razones por las cuales tu investigación es importante, y si es necesario, el motivo por el cual no se había realizado antes.

Limitaciones: Como su nombre lo indica, se trata en los alcances hasta donde llevarás a cabo tu proyecto.

2.- La Fase Referencial

Aquí es donde tu investigación cobra validez científica, pues debes fundamentar tus puntos de vista con teorías, conceptos y otras investigaciones similares.

Esta fase se encuentra igualmente clasificada en:

Marco Teórico: Abarca tanto las áreas de estudio que se relacionan con tu tema de investigación, como las teorías y los postulados que la fundamentan.

Antecedentes de la Investigación: Está compuesta por otros estudios similares que sirvan de apoyo a tu investigación. Es importante que luego de citarlos, plantees una conclusión acerca del por qué dicho estudio sirve como antecedente a tu proyecto.

Formulación de Hipótesis: Se proponen siempre en forma de pregunta, y son los posibles resultados en los que pueden concluir tu investigación. Como mínimo para cualquier proyecto siempre habrá una hipótesis de investigación (Hi), que son los resultados esperados por los investigadores, y una hipótesis nula (Ho), la cual se plantea como resultado alternativo a lo esperado.

Sistema de Variables: Se trata de todos los aspectos que estarán presentes durante la realización de la investigación, tanto dentro como fuera del control de los investigadores. La cantidad y el tipo de variables dependerá directamente del diseño de la investigación.

3.- Fase Metodológica

Se encarga de enunciar los pasos a seguir del proyecto. Te servirá como esqueleto para completar todos los aspectos planteados a lo largo del mismo.

De igual forma, la fase metodológica abarca:

  • Diseño de Instrumento: Mediante el cual recopilarás los datos necesarios para tu investigación.
  • Aplicación del Instrumento: Aquí es donde expondrás el proceso de aplicación de actividades que te servirán para cumplir con los objetivos específicos. Se redacta cada fase en función de cada objetivo específico, siempre contando con distintas actividades para llevar a cabo y un producto final esperado.
  • Análisis de la Información Obtenida: Se trata de una interpretación de los datos obtenidos durante la aplicación del instrumento.
  • Presentación de los Resultados: En base a la información previamente recopilada, debes realizar una interpretación que satisfaga a una de las dos hipótesis ya planteadas.

4.- Conclusiones

Es la parte final de la investigación, donde deberás hacer un cierre basándote en los resultados obtenidos durante la aplicación.

Por lo general se redacta una síntesis de los datos más relevantes de la investigación, de modo que relaciones los resultados con la teoría que la fundamenta.

También podrás emitir tu opinión como experto acerca de si los resultados fueron o no los esperados, y qué variables pudieron influir en la recopilación de datos.

Incluso puedes relacionar tus resultados con aquellos expuestos en los estudios que usaste como antecedentes, para otorgarle mayor validez a tu investigación.

Los proyectos de investigación son una de las formas más conocidas en las que cualquier persona puede hacer ciencia.

Un proyecto bien realizado puede llegar incluso a la publicación en los medios relacionados al área de investigación.

Es por tanto, una grandiosa manera de enriquecer los estudios en los que te formaste.

 

Ver También: